Connect with us

Sucesos

Desapareció niño de la calle en un río crecido de San Diego

Publicado

on

calle acn
Compartir
  • 9
    Shares

Un niño de la calle de 13 años de edad desapareció al ser arrastrado por un río crecido del municipio San Diego.

Desde las tres de la tarde del viernes las autoridades pretenden encontrar al infante de trece años. Versiones oficiales sostienen que el infante en situación de calle se bañaba junto a otros menores.

Llovía de manera torrencial cuando la víctima junto a sus compañeros fue arrastrado por una tromba de agua. Todos lograron ponerse a salvo, excepto el niño de trece años de edad.

Desde entonces bomberos de San Diego, de Carabobo y los Guayos intentan hallar al niño de la calle. Socorristas que intervienen en las labores de búsqueda y rescate confirmaron que otro niño de 12 años resultó con heridas en la región craneal.

El infante desaparecido habita en el sector Ávila, calle Los Ilustres del municipio Carlos Arvelo, casa número 91. Las autoridades entrevistaron a la madre del chico identificada como María del Carmen Mendoza. La angustiada mujer admitió que su hijo abandona la vivienda todos los días para sobrevivir con sobras de comida y algún dinero que obtiene de personas caritativas.

Niños de la calle en apuros

Vecinos de la urbanización El Morro 1 señalaron que los niños de la calle tras el torrencial aguacero decidieron bañarse. Dijeron que los menores suelen deambular por la zona y la avenida Don Julio Centeno en busca de basura para alimentarse.

Manifestaron que se trata de una pandilla juvenil que vaga por El Morro y otras urbanizaciones de San Diego. Cuatro niños se salvaron al ponerse a resguardo.

Las labores de búsqueda se suspendieron la noche del viernes y se reanudaron la mañana de hoy sábado. Las comisiones de bomberos extendieron la búsqueda a lo largo del río Los Guayos.

También te puede interesar: Funerarias meten cenizas de perros callejeros por difuntos en Maracay

Comentarios de Facebook

Sucesos

Policía colombiana apresó falso fraile por explotación sexual a 7 venezolanos

Publicado

on

Fraile - acn
Foto: @arangosport/aldía.co
Compartir
  • 6
    Shares

Un falso fraile que explotaba sexualmente a siete venezolanos en Colombia lo atrapó la justicia. La denuncia de un joven abusado fue clave para que las autoridades colombianas detuvieran  al sujeto.

Al explotador lo identificaron como como José Luis Aduen Uribe, oriundo de Sincelejo, Colombia. Lo apresaron en una vivienda del barrio Los Andes, Barranquilla.

Una de las víctimas acudió hace unos días al Comando de Acción Inmediata (CAI) de la Policía de Colombia, luego de escapar de una casa en la que, según él, Aduen Uribe lo mantenía junto con otros compatriotas para que trabajaran en el negocio del sexo por webcam.

Según la denuncia, a las siete venezolanos que compartían piso con el supuesto fraile, de 46 años, les habían ofrecido un tentador contrato para mostrarse desnudos frente a una cámara,y además, teniendo relaciones sexuales. Sin embargo, el pago convenido con Aduen Uribe no se habría efectuado.

Una víctima denunció al fraile

Por esa razón, el joven decidió escapar de la vivienda en la que, según él, el supuesto fraile franciscano lo tenía “encerrado”.

“Este señor nos pagaba el 50 % de lo que produjéramos. Es decir de los $70 mil diarios que hacíamos, la mitad para él y la otra para nosotros”, relató una de las víctimas.

El supuesto fraile les cobraba además $4 mil diarios de arriendo, para dormir en el mismo lugar. Eso sumado a $3 mil de desayuno, $5 mil de almuerzo y $5 mil de comida, es decir $17 mil diarios de los $35 mil pactados por el trabajo virtual.

Al falso religioso lo presentaron en  Fiscalía ante un juez de control de garantías por el delito de constreñimiento a la prostitución.

En las diligencias preliminares, el ente investigador entregó detalles sobre cómo José Luis Aduen Uribe y otras cuatro personas más manejaban el negocio del sexo por webcam que les dejaba al menos 50 millones de pesos mensuales.

En las audiencias también trascendieron testimonios relacionados con las víctimas. Una de estas, según lo expuesto por la autoridad, dijo que el supuesto fraile lo obligaba a estimularse los órganos genitales “ocho veces al día frente a una cámara”.

ACN/El Heraldo

También puedes leer: Un policía vengador anónimo acabó con seis choros en un rancho

Comentarios de Facebook
Seguir Leyendo

Facebook

Carabobo

Sucesos

Lo más leído