Mezerhane acusó a Jorge Rodríguez de profanar la tumba de su familia

Mezerhane acusó a Jorge Rodríguez de profanar la tumba de su familia

Transportistas de Zulia finiquitan este #03Feb ajuste de pasaje urbano
Lluvias continuarán este martes en varias partes del país
¡Estaba su hijo de 10 años! Sebin allanó casa de Braulio Jatar

A manera de noticia criminis y a pesar de que, contraviniendo abiertamente la ley la Fiscal General de la República, Luisa Ortega Díaz, tiene la práctica de desestimarla, denuncio públicamente la profanación de la tumba familiar de los Mezerhane, en el Cementerio General del Sur. En ella han reposado los restos de mi padre, de mi tío y de mi abuela, quienes entregaron a Venezuela todo lo mejor de sus esfuerzos y desvelos, sembrándola de prosperidad y afectos desde los años iniciales del siglo XX.

Acuso y señalo como responsable de esta canallada y de este crimen, que tipifican los artículos 171 y 172 de nuestro Código Penal, al Alcalde de Caracas, Jorge Rodríguez. Él es el responsable de velar y cuidar el Cementerio General del Sur y también el cabecilla conocido y reconocido de los grupos delincuenciales que hacen de las suyas en su territorio, que hasta han asaltado la sede del Palacio Federal Legislativo.

Es palmario y notorio que en el ambiente en el que se desenvuelve este celador de muertos, macabro e irresponsable, que ni siquiera deja reposar las cenizas de su padre para explotarlas en su beneficio y el de su hermana, la Canciller, ocurren prácticas paleras y de brujería que han importado desde la Cuba de los Castro.

A los compinches de los Rodríguez, narco-criminales que controlan el poder en Venezuela, y a ellos mismos, parece no bastarles con haber expulsado de la patria a los vivientes, a miles de familias y jóvenes venezolanos cuyo porvenir le han robado, sino que sacian sus enfermas y perturbadas mentes irrespetando las sagradas moradas de nuestros muertos. ¡Ya pagarán todos y también el palero Jorge Rodríguez por sus fechorías; tanto como pagaron los profanadores de la tumba del Padre de la Patria, Simón Bolívar, comenzando con el palero mayor, Hugo Chávez.

En medio del inmenso dolor que todo lo ocurrido causa a nuestra familia, hermanos, hijos y nietos, permanecemos en la serenidad de que lo más importante, el alma de nuestros seres queridos descansa en el cielo. Pero nos causa indignación que se profane la tumba de nuestros ancestros, casualmente en el momento mismo en que el Vicepresidente de Venezuela es puesto al desnudo por sus crímenes con el narcotráfico internacional y el terrorismo, y de cuya persecución judicial no le salvará el celador de muertos de Caracas así realice en su favor rituales satánicos y despojos.

Por lo pronto, al Alcalde caraqueño se le suma otro crimen más; como éste, del que han sido víctimas muchos habitantes de la capital, cuyos deudos descansaran, antes de ser perturbados por el demente psiquiatra Jorge Rodríguez, en el campo santo más antiguo e histórico de Venezuela. Su mano tenebrosa no ha respetado siquiera la morada de los ex presidentes venezolanos, cuyos restos allí reposaran hasta la llegada la narco-revolución depredadora que a todos nos avergüenza ante el mundo.

NDP

Comentarios