Connect with us

Hombre & Mujer

María Magdalena “la apóstol de los apóstoles” no era una prostituta

Publicado

on

Magdalena
Compartir
  • 4
    Shares

María Magdalena “La apóstol de los apóstoles” no era una prostituta: ¿Fue realmente María Magdalena una prostituta redimida por Jesucristo? La idea de que era una prostituta es una idea que se ha extendido erróneamente durante siglos y la concepción  proviene del Papa Gregorio I, quien en el año 591 así lo declaró.  Quién era realmente esta mujer es la pregunta que busca responder la película María Magdalena.

La actriz Rooney Mara interpreta el papel de María Magdalena en la cinta dirigida por Garth Davis y Jesús es interpretado por Joaquin Phoenix, quien además de ser tres veces nominado al Oscar, es el novio de Mara en la vida real.

Maria Magdalena,  presente en la Última Cena, atestigua la crucifixión de Cristo y es la primera persona en presenciar su resurrección. Joaquin Phoenix  tres veces nominado al Oscar, es  Jesús.

Esa concepción muy extendida a lo largo de la historia del cristianismo es la que busca refutar una nueva película que llega a las carteleras este marzo: María Magdalena.

Desde Jesús de Nazaret, Jesucristo Superestrella y hasta La última tentación de Cristo han sido las cintas, dramas de televisión y espectáculos que han representado a María Magdalena como una mujer caída redimida por el Hijo de Dios.

Sin embargo, María Magdalena invierte el guion para mostrar a esa mujer bajo una nueva luz: una libre pensadora independiente que dio testimonio de la muerte y resurrección de Jesús y que merece ser considerada apóstol por derecho propio.

Es un territorio profundamente polémico, contrario a la versión ampliamente aceptada sobre la vida pecaminosa de esa mujer.

Rooney Mara y Garth Davis, la protagonista y el director del nuevo filme, respectivamente, están preparados para las controversias que se les presenten.

¿De dónde viene la historia?

La concepción de que María Magdalena era una trabajadora sexual redimida proviene del papa Gregorio I, quien en el año 591 lo declaró así y la noción se perpetuó durante siglos.

Sin embargo, en los textos bíblicos no hay referencia a que María Magdalena fuera una prostituta o una pecadora. No lo dicen ninguno de los evangelios del Nuevo Testamento.

De hecho, las únicas sugerencias de una posible mala reputación vienen en los textos de Marcos y Lucas, que se refieren a los demonios que fueron expulsados ​​de ella.

Con toda la evidencia reunida, es fácil concluir que María Magdalena ha sido víctima de un crimen contra su reputación a lo largo de 1.400 años.

Reivindicación

La Iglesia Católica “limpió” su nombre en 1969, mientras que el papa Francisco la nombró formalmente como “apóstol de los apóstoles” en 2016.

“Mientras más profundizaba y más aprendía sobre quién era realmente María Magdalena, más me asombró que la mayoría de la gente sepa que es una prostituta”, dice Mara.

“Todos estos hombres que aparecen en esta historia tienen iglesias en todo el mundo con su nombre. En cambio ella es conocida como la prostituta. En realidad me molestó un poco”, añade.

Por su parte, el director Garth Davis dice que “descubrir que fue un invento del papa Gregorio I fue asombroso, y saber que la historia de María Magdalena nunca había sido contada ampliamente fue trágico”, dice Davis.

“Sentí que su historia tenía que ser contada, y me sentí aún más apasionado por contarla una vez que supe que había estado oculta por tanto tiempo”, señala.

“Abandonó todo en su vida”

La mujer que aparece en María Magdalena es una joven de un pueblo de pescadores de Galilea cuyo oficio, la partería, la convierte en una marginada.

Cuando se entera de que un carismático misionero llamado Jesús predica en las cercanías no duda en ir a buscarlo y convertirse en su seguidora.

Esto la lleva a estar presente en la Última Cena, atestiguar la crucifixión de Cristo y a ser la primera persona en presenciar su resurrección.

“Había muchas cosas sobre ella que me atraían. Ella era vulnerable, pero tenía esta fortaleza y este deseo de realmente seguir su verdadero yo”, dice la actriz Rooney Mara.

“Su fe y su amor por Dios eran tan importantes para ella, que abandonó todo en su vida para seguir eso. Pensé que era muy valiente”, añade.

El director Davis señala que la mujer parece de otro mundo, con un claro “llamado espiritual”: “Para mí eso fue muy crítico al concebir su personaje”.

“Rooney es una de las actrices más emocionalmente sinceras que conozco, en los silencios ella abre universos. Es tan única y sentí que daría vida a la más convincente María Magdalena”, destaca Davis.

Jesús es interpretado por Joaquin Phoenix, quien además de ser tres veces nominado al Oscar, es el novio de Mara en la vida real.

“Estaba decidido a crear un Jesús que fuera muy accesible, humano y divino”, explica Davis.

“Joaquin logra generar una profunda espiritualidad en sus actuaciones y también logra llevarnos a través de la luz y la oscuridad con un gran sentido de la compasión”, apunta el cineasta.

La sombra de Weinstein

La compasión ha sido escasa últimamente para el célebre productor de cine Harvey Weinstein, que fue parte de la película anterior de Davis, “Un camino a casa”.

Como ocurrió con esa película, “María Magdalena” debía haber sido estrenada en Estados Unidos bajo el sello de The Weinstein Company.

Sin embargo, el colapso de la empresa, a raíz de las acusaciones de acoso sexual contra Harvey Weinstein, generó un futuro incierto y hasta ahora no tiene fecha de estreno en EE UU.

Weinstein ha negado las numerosas acusaciones de acoso y hostigamiento sexual que han salido en su contra.

“Mi objetivo es asegurarme de que se vea la película, y sería una tragedia si nunca se hubiera visto en Norteamérica”, dice Davis.

Mientras tanto, Mara espera que “María Magdalena” se conecte con un grupo demográfico más amplio del que tienden los proyectos “basados ​​en la fe”.

“Crecí como católica, pero ya no me considero parte de ninguna religión organizada, así que no estaba tan interesada en hacer una película religiosa”, dice la actriz de 32 años.

“Pero sabía que Garth se estaba preparando para hacer más una película espiritual que una religiosa, y creo que eso puede llevarla a un público mucho más amplio”, confía Mara.

María Magdalena llega a las salas de cine de España y América Latina en la segunda mitad de marzo.

ACN/BBC Mundo

No deje de leer: Droga y alcohol causaron la muerte a hija de Fabricio Cabrera

Comentarios de Facebook

Hombre & Mujer

El pesebre y su leyenda

Publicado

on

Compartir
  • 4
    Shares

El Pesebre y su leyenda: Por Francisco Mayorga.- El pesebre lo inventó San Francisco de Asís, el santo de la humildad y de la pobreza;  en la Navidad de 1223, hace casi 800 años, en el pueblecito de Greccio, en Italia.

El santo estaba débil y enfermo, y pensando que tal vez aquella sería su última Navidad en la tierra;  quiso celebrarla de una manera distinta y muy especial. Un amigo de nombre Juan Velita, era dueño de un pequeño bosque en las montañas de Greccio;  y en el bosque había una gruta que a Francisco se le parecía mucho;  a la cuevita donde nació Jesús, en los campos de Belén;  y que él había conocido hacía poco en su viaje a Tierra Santa.

Francisco habló con su amigo, le contó su idea de hacer allí un “pesebre vivo”;  y juntos lo prepararon todo, en secreto, para que fuera una sorpresa;  para los habitantes del pueblo, niños y grandes.

Entre la gente del pueblo, Francisco y Juan escogieron algunas personas;  para que representaran a María, a José, y a los pastores; les hicieron prometer que no dirían nada a nadie antes de la Navidad;  y, siguiendo el relato del Evangelio de San Lucas, prepararon la escena del nacimiento. ¡Hasta consiguieron un hermoso bebé para que representara a Jesús!

La sorpresa de Navidad

La noche de Navidad, cuando todas las familias estaban reunidas en sus casas, las campanas de la iglesia empezaron a tocar solas…  ¡Tocaban y tocaban como si hubiera una celebración especial!… Pero nadie sabía qué estaba pasando… El Párroco del pueblo no había dicho que fuera a celebrar la  Misa del Gallo… la Misa de Medianoche….

Sorprendidos y asustados a la vez, todos los habitantes de Greccio salieron de sus casas para ver qué estaba sucediendo… Entonces vieron a Francisco que desde la montaña los llamaba, y les indicaba que subieran donde él estaba.

Alumbrándose con antorchas, porque la noche estaba muy oscura y hacía mucho frío, todos se dirigieron al lugar indicado, y cuando llegaron quedaron tan admirados, que cayeron de rodillas, porque estaban viendo algo que nunca habían pensado poder ver. Era como si el tiempo hubiera retrocedido muchos, muchos años, y se encontraran en Belén, celebrando la primera Navidad de la historia: María tenía a Jesús en sus brazos, y José, muy entusiasmado, conversaba con un grupo de pastores y pastoras, que no se cansaban de admirar al niño que había acabado de nacer…

Después, cuando todos se calmaron, el sacerdote, que había sido cómplice de Francisco y de Juan Velita en aquel secreto, celebró la Santa Misa, y Jesús se hizo presente en el Pan y el Vino consagrados, como pasa siempre que se celebra una Misa en cualquier lugar del mundo.

Terminada la Eucaristía, Francisco, lleno de amor y de alegría, les contó a todos los presentes, con lujo de detalles, la hermosa historia de la Navidad, y Jesús, “luz del mundo”, llenó sus corazones de paz y de amor.

Tres años más tarde, Francisco de Asís murió, dejándonos esta hermosa costumbre de hacer el pesebre todos los años, que a todos nos gusta tanto.

ACN/fm

No deje de leer:Papa Francisco a Obispos venezolanos: Gracias por resistir

Comentarios de Facebook
Seguir Leyendo

Facebook

Carabobo

Sucesos

Lo más leído