Connect with us

Opinión

Los grandes peligros hoy para la nación venezolana

Publicado

on

La vulnerabilidad - acn
Compartir
  • 5
    Shares

Los grandes peligros hoy para la nación venezolana: Por Luis Fuenmayor Toro.-  En la coyuntura electoral actual, no se dilucida quién será el próximo Presidente de la República, ni cómo se modificará el cuadro opositor venezolano de llegar a ganar el presidente Maduro. Si estuviéramos en condiciones iguales a las existentes hasta diciembre de 2015, esas serían posiblemente las preguntas a resolver con las elecciones de abril próximo. Diríamos que si Falcón gana sería el próximo Presidente de Venezuela y si pierde pasaría a liderizar la oposición al presidente Maduro. Pero no, no es esto lo que está en juego. El peligro es que se deciden situaciones mucho más trascendentes para el país, dadas las contradicciones internas y externas generadas en la sociedad por tres situaciones principales: el enfrentamiento prácticamente a muerte del Gobierno con los sectores más extremistas de la MUD, el caos de todo orden generado por una pésima y perversa gestión gubernamental y la ruta intervencionista extranjera escogida por EEUU y sus seguidores en el país, el continente y el viejo mundo.

Si Maduro gana, existe ya la decisión de varios países, liderados por EEUU, de no reconocer su triunfo, a pesar de lo que haga para demostrar que las elecciones fueron totalmente ajustadas a los preceptos constitucionales. Los grandes peligros estan  en que si las amenazas son en serio, cosa que afirma todo el mundo, significa que Venezuela pasará a ser un Estado sin gobierno, con una población muriéndose de hambre, peor que las hambrunas reales ocurridas en las más pobres y atrasadas naciones africanas, según la matriz de opinión que la gran prensa transnacional ha logrado imponer en el mundo entero. En estas graves circunstancias, la ayuda humanitaria, a través del canal humanitario que no respeta fronteras y menos la de un país sin gobierno, se impondrá con la fuerza militar de la ONU o de un grupo diverso de países. Sería la primera invasión de ese tipo que sufriría Venezuela en toda su historia, con todas las consecuencias nefastas de muertes, heridos, destrucción material, pérdidas territoriales y hasta disgregación o desaparición de la República.

Si la FANB se enfrenta a esta violación de la soberanía, será destruida y desaparecerá del futuro de la nación, tal y como ocurrió con la Guardia Nacional panameña en la invasión para derrocar a Noriega. La milicia no existe sino como propaganda y los colectivos armados como La Piedrita huirán en desbandada o se esconderán debajo de las piedras si fuera preciso. Su preparación hasta ahora sólo ha servido para hostigar a los habitantes de los barrios, bachaquear con los CLAP, los repuestos y las medicinas, agredir manifestaciones pacíficas y traficar con todo lo que deje alguna ganancia, drogas y efectivo incluidos; son realmente bandas de delincuentes bajo la protección del gobierno de las que nada bueno se puede esperar. Este escenario sólo podría ser cambiado por un golpe de Estado previo a la penetración, tal y como lo propuso Tillerson poco antes de salir.

El otro escenario, el del triunfo de Henri Falcón, también constituiría un escollo para los planes intervencionistas y en este sentido sería muy deseable que ocurriera. Sería la salida por las buenas que el mismo Tillerson señaló y permitiría una derrota ordenada y negociada del chavecismo. Éste no sería extinguido como proponen entre otros el economista Hausmann, ni perseguido ferozmente como hizo Pinochet en Chile con los militantes de la Unidad Popular, que apoyaba a Salvador Allende: 20 mil fueron asesinados en los primeros 4 días del golpe. No tengo el don de ser prestidigitador ni cargo encima una bola de cristal en la que veo el futuro. Puedo perfectamente estar equivocado y deseo estarlo. Pero es así como veo el futuro inmediato y será sobre esta base que se debe actuar políticamente y establecer las decisiones.

No deje de leer: El precio de la corrupción

Comentarios de Facebook

Opinión

La iniciativa de Mike Pompeo a favor de un dialogo con Venezuela

Publicado

on

La iniciativa de Pompeo - acn
Compartir
  • 1
    Share

La iniciativa de Mike Pompeo a favor de un dialogo con Venezuela: Por Leopoldo Puchi.- Luego de las declaraciones del senador estadounidense Marco Rubio, en las que señala que estaría planteada una intervención en Venezuela, se ha incrementado la inquietud sobre las posibilidades de un conflicto bélico. En esa misma dirección se inscribe el reciente discurso del ex presidente colombiano Álvaro Uribe, quien propone que su país realice una acción armada en el territorio venezolano.

Por otra parte, se desconoce aún cuál es la posición definitiva de Donald Trump, quien ha señalado que “ninguna opción está descartada”, pero que en días recientes dio un paso en el sentido del diálogo y las negociaciones al encomendarle a dos de sus funcionarios entrar en contacto con el presidente Nicolás Maduro y tratar una agenda de diez puntos. Esta reunión pautada para el  sábado 8 de septiembre  finalmente no se realizó porque factores internos en Washington lograron bloquearla. Se trataba de una iniciativa oficial, en la que se preveía que participarían Michael Fitzpatrick y Pete Marocco, altos funcionarios del Departamento de Estado, al frente del cual se encuentra Mike Pompeo, un hombre de confianza de Trump.

Como se sabe, la lucha entre facciones tiene convulsionado al mundo político estadounidense. No hay claridad sobre las líneas de trabajo. Hay sectores en la propia administración que se han constituido, de acuerdo al reciente artículo publicado en el New York Times, en una red clandestina, organizada en las distintas oficinas para obstruir aquellos lineamientos de Trump que consideran errados.

Y el asunto se complica cuando se trata de Venezuela, ya que existe un grupo muy activo que gira en torno a los sectores cubanoamericanos opuestos a las políticas de apertura de Barak Obama. Tiene fisonomía propia y no responde a la visión que pudiera tener el Pentágono, ni se amolda exactamente a los intereses o al ritmo  de Trump. Son muy radicales, partidarios de medidas extremas y de acciones de guerra. Tienen  mucho peso y han incrementado su influencia con la designación de Mauricio Claver-Carone en el Consejo de Seguridad Nacional. De su lado se ubican otros funcionarios, como Nikki Haley y diversos cuadros en posiciones de mando, tanto demócratas como republicanos.

En medio de estas dificultades por las que atraviesa Washington, de órdenes y contraordenes, es difícil saber a qué atenerse, de modo que una intervención no luce como algo inminente, pero sin dudas hay preparativos. Se prevén nuevas medidas de bloqueo económico que afectarían las condiciones de vida de la población y se acoplan dispositivos bélicos para potenciales actos de guerra.

Las probabilidades de un conflicto bélico dependen de quien se imponga en Washington. La iniciativa de Mike Pompeo de tomar el camino del dialogo con Venezuela no debe considerarse como descartada de forma definitiva. Se ha dado un paso atrás, pero ha habido encuentros de la cancillería con representantes del Departamento de Estado. Eso es lo razonable: explorar la vía de las negociaciones y buscar puntos de encuentro.

No deje de leer: Presidente Trump no intimida a la Unión Europea (UE)

Comentarios de Facebook
Seguir Leyendo

Facebook

Carabobo

Sucesos

Lo más leído