Connect with us

Opinión

La tiranía está herida

Publicado

on

transición - acn
Compartir
  • 2
    Shares

La tiranía está herida: Por Luis Velázquez Alvaray.- Vienen rodando boca abajo. Su arrogancia perniciosa contra la población venezolana, los mantiene enceguecidos y los condena a alejarse de la realidad, que al día de hoy es un Tsunami y como el personaje de Kafka, se acerca el momento en que estarán convertidos en insectos, parduzcos, ridículamente delirantes.

Vienen rodando boca abajo. Eso los hace más peligrosos. Está demostrado que así es el fin de las tiranías. Su embriaguez de poder absoluto los hace seguir creyendo que son invencibles. Lo predijo Gandhí, terminarán cayendo. Cayendo estrepitosamente.

Así, rodando boca abajo, organizan sus últimas patrañas, cobijados por el odio y el mal. Veámos una:

Han estructurado un comando que denominan, “grupo contra el orden democrático (GCOD), cuyo jefe es un general de brigada de la guardia nacional, quien a la vez es jefe de contrainteligencia de  la tiranía, Ramón Balsa Liota. Un General cubano, jefe de la sala situacional de Miraflores, Herminio Hernández y el psiquiatra del régimen, sucesor del Doctor Chirinos, el siempre pernicioso y bandido Jorge Rodriguez, con las manos manchadas de sangre, igual que su antecesor.

Tuvo sus inicios este comando en la planificación del crimen del concejal Alban, lanzado  desde el 10 piso del edificio del Sebin.

La nueva trama comienza con el secuestro, el domingo 13 , del Presidente de la Asamblea Nacional, diputado Juan Guaidó. Esta operación fue comandada por el comisario Ildemaro José Rodriguez, con el objeto de presentar al gobierno como salvador y crítico de quienes irrespetaron la Inmunidad de Guaidó, después que ha sido práctica del régimen, tal como sucedió con el diputado Requesens, a quien se le han violentado todos sus derechos. Supuestamente, hay un grupo de agentes detenidos por este hecho, allí les han ofrecido prebendas para que no cuenten la verdad y además están incomunicados; pero ya viene la hora en que estos develaran toda la  trama  sobre el  siniestro cometido, del mismo corte a los que nos tiene acostumbrados el psiquiatra del diván rojo.

Al poco tiempo aparece en las redes, un video de fingidos miembros de las fuerzas armadas, leyendo un comunicado, donde fácilmente se notan las costuras. “Solo aceptamos ordenes de Guaidó “, dicen los falsos sediciosos. Prueba fabricada para en su momento usarla contra el propio Diputado Presidente y contra la Asamblea Nacional, acusándoles de la organización de un golpe de Estado.

Este circo bufo fue montado en Perú. En la embajada de Venezuela les entregaron los uniformes y son un grupo de policías bandidos del régimen, junto a un teniente llamado José Hidalgo, otro Carlos Guillen Mártinez y el más activo,  el teniente Rodriguez Araña, experto en preparación de falsos positivos. Agente del DGIM y que serán los testigos en la farsa que próximamente el gobierno anunciará, acusando a la oposición y particularmente a Guaidó.

De allí que “el Chaqueto” Arreaza, saliera declarando casi simultáneamente en la ONU, que ya  “tenía  pruebas de un golpe de Estado”.

La otra acción derivada de la anterior, consiste en asesinar un prominente líder del gobierno, para acusar a la oposición, siguiendo el mismo libreto del crimen al fiscal Danilo Andersón.

El camino trazado por la Asamblea, ratificado durante la semana, en multitudinarios cabildos abiertos en todas las ciudades del país,  es el correcto, y está estrictamente apegado a la Constitución Nacional. Esto desespera al tirano y le impulsa a dar palos de ciego.

Sin embargo, se debe estar prevenido, porque la pandilla inmoral se nota desesperada. Montajes de igual naturaleza organizaron Gadaffi, Ceaucescu y su Cilia, en las horas finales. También deliraban y anunciaban poderes sobrenaturales; Mussolini se creía imbatible y fue colgado cabeza abajo en Milán. Sadam Hussein murió relatando incongruencias. El tirano chavista, dice que “visitó el futuro”. Lo único que no vio en su desvarío, en su disparatada alucinación, es que le espera el inframundo y que de nada servirán los yorubas y los paleros, ni el exorcismo de los babalú. Su infierno está a la vuelta de la esquina.

No deje de leer: ¿Quien es el titere por fin, Maduro o Guaidó?

Comentarios de Facebook

Opinión

Presos políticos y la usurpación

Publicado

on

Presos políticos -acn
Compartir
  • 1
    Share

Presos políticos y la usurpación:  Por José Luis Centeno S.-  Si alguien sabe de usurpación son los presos políticos. El fraude procesal, hurtar la presunción de inocencia, robar años y perspectivas de vida o quitar la vida misma, en suma, escamotear derechos y garantías, son vulgares modalidades de usurpación que sufren a diario los procesados o condenados por motivaciones políticas.

Con la usurpación, la tendencia es a contar los presos políticos por miles, incluidos niños y niñas, existiendo el riesgo de muertes viles entre ellos, resultado de la profundización de la persecución sistemática en Venezuela, esta vez, simplemente por ejercer el derecho legítimo de manifestar. Nunca antes habíamos llegado a estos extremos. Por tanto, es lógico preocuparse, los presos políticos no escapan al instinto homicida manifiesto impidiendo el ingreso de ayuda humanitaria.

Muchos dicen que con el cese de la usurpación, con el gobierno de transición, viene por añadidura la libertad de los presos políticos, mientras eso ocurre siguen sufriendo atropellos, y por cada día que pasa un preso político en una cárcel venezolana, va teniendo traumas físicos y psicológicos de los cuales jamás va a poder recuperarse, ni porque tenga al mejor terapeuta del mundo. Lo que sufren es terrible, especialmente los militares, de los que poco se habla porque los familiares temen graves desenlaces si lo hacen.

No sólo sufren o padecen torturas psicológicas los presos políticos, también sus familiares, calculando que cada preso político tenga un núcleo familiar mínimo de cinco personas, sin contar tíos, hermanos, primos, amigos, gente igualmente perseguida, son aproximadamente seis mil venezolanos que están siendo torturados psicológicamente a diario con la aprehensión y encarcelamiento por causas políticas.

Bajo usurpación todos los alegatos a favor de los presos políticos, víctimas de la saña revolucionaria, serán válidos en razón de un sistema penal acusatorio convertido en sistema inquisitivo, con el agravante de la corrupción, la negligencia y la metástasis de la inobservancia del Derecho acotada acertadamente por el Dr. Jesús González. Parafraseando a Enrique Aristeguieta, el régimen nunca ha tratado a los presos políticos como adversarios, “sino como enemigos despreciables”.

He podido constatar las torturas y otras calamidades que pasan nuestros presos políticos, con los usurpadores no solo se repiten, van en aumento, cada vez más perversas, satánicas, sería lo apropiado, “el nivel de inventiva de estos demonios es bárbaro… existiendo evidencias de torturas a militares, niños, jóvenes, mujeres y adultos mayores… torturados como en tiempos medievales…”

De la misma forma, soy testigo de cómo los presos políticos con su fortaleza y entereza logran contrarrestar los efectos que buscan producir esas aberraciones en la sociedad venezolana. Es por todo ello que considero imprescindible incluir en la Agenda del Presidente Interino Juan Guaidó la liberación inmediata de todos los encarcelados por sus pensamientos políticos.

Estoy consciente, lo primero es salir del usurpador, a la par, impedir que siga matando o dejando morir a los presos políticos, en el contexto de un genocidio contendido poniendo el énfasis en el ingreso de la ayuda humanitaria, toda vez que la vida de cada uno de ellos y la de sus familiares es tan importante como la de quienes están en riesgo de morir por falta de alimentos o medicinas.

jolcesal@hotmail.com – @jolcesal – jocens@gmail.com -@jolcesal

No deje de leer: Tuberculosis en penal de Tocuyito lleva 10 muertos

Comentarios de Facebook
Seguir Leyendo

Facebook

Carabobo

Sucesos

Lo más leído