Connect with us

Opinión

La muerte es la mejor arma de tortura

Publicado

on

Compartir
  • 4
    Shares

La muerte es la mejor arma de tortura: Por José Luis Centeno S.- Nunca antes la muerte había infundido tanto temor en Venezuela, ni en tiempos de Independencia con José Tomás Boves, a la inseguridad y la violencia oficial ahora se suma la perversidad gubernamental como elemento determinante de la mengua de nuestra población por muertes prematuras o forzosas, inadmisibles desde la perspectiva de “un Estado democrático y social de Derecho y de Justicia, que propugna como valores superiores de su ordenamiento jurídico y de su actuación, la vida, la libertad, la justicia…”, es tanta la incidencia de la mortalidad que cualquier garantía o principio constitucional suena simplemente sin contenido ni alcance alguno.

La muerte del ex dirigente estudiantil Mauro Cayama por falta de medicamentos, como le ha ocurrido a tantos otros ciudadanos, que el General Vivas no pueda orinar, el destrozo de los testículos al Capitán Caguaripano, los maltratos infligidos al médico dueño del chalet donde ejecutaron a Oscar Pérez, los presos políticos y sus familiares amenazados de muerte por presos comunes en la Cárcel 26 de Julio, los enfermos desesperados protestando en las cercanías de Miraflores repelidos sin compasión, los niños condenados a muertes prematuras al igual que los enfermos renales, como resultado de jugar con la vida de los demás, son parte de una cotidianidad cuya reiteración revela una política luctuosa de tortura colectiva y el afán del régimen en negar tantas evidencias encierra en sí mismo su malignidad.

La muerte es la mejor arma de tortura contra un pueblo, especialmente si ansía la libertad, sus efectos son desbastadores, con ese método lúgubre desgarran la vida de cientos de venezolanos por falta de alimentos, medicamentos, seguridad, justicia y diálisis, así como también anulan el grado de conciencia necesario para salir de la crisis política, económica y humanitaria que vivimos. Hoy, cuando el caricaturista @FMPinilla equipara “Socialismo = Muerte”, refiriéndose a la inexistencia de insumos para diálisis en Venezuela, coincidiendo con Leonardo Padrón, para quien “El problema de la salud en Venezuela se está convirtiendo en el capítulo más cruel e inhumano de gobierno alguno en nuestra historia”, queda claro el delito de omisión de deberes públicos en la senda de la corrupción y el narcoterror.

Linda Loaiza pidió a la Corte Interamericana de Derechos Humanos (@CorteIDH) declarar responsable al Estado venezolano por no cumplir las convenciones contra la tortura, un hecho incuestionable en esta era de “muertes estratégicas” ocasionadas por violadores de derechos humanos responsables del genocidio en pleno desarrollo a lo largo y ancho de Venezuela y del cual en la Mud son cómplices, un tema profundamente grave en el contexto de la búsqueda de salidas a la crisis político-institucional, económica y social que atraviesa el país y que se agravó en 2017, no obstante, las circunstancias hacen pensar que a tirios y troyanos les queda poco para que paguen por todas las torturas aberrantes y asesinatos contra nuestra gente.

Cualquier información, comentario, desahogo o sugerencia por la dirección electrónica  jolcesal@hotmail.com  – @jolcesal – @jolcesal

No deje de leer: Injerencias en Venezuela entre demócratas y tiranos

 

Comentarios de Facebook

Opinión

El ex esposo abusador de Miss Venezuela 84(I)

Publicado

on

El ex esposo abusador - acn
Compartir
  • 1
    Share

El ex esposo abusador de Miss Venezuela 84 (I): Por Félix Francisco Bertomolde.- De visita en Houston, me llegué a la Universidad Rice, donde una paisana, profesora en esa prestigiosa casa de estudios, luego de compartir tareas en un caso de investigación académica sobre conductas delictivas como amenazas en toda relación humana, me sorprendió refiriendo como ejemplo la sombría naturaleza del esposo de una ex reina de belleza venezolana, el Dr. Alex Lechín.

– Nada mejor, un caso de ciudadanos venezolanos radicados en Houston para ilustrar la investigación -fue el comentario inicial de la docente universitaria, que pidió el anonimato-.

– La vida del Dr. Alex Lechín sería un fraude -alargó el comentario-, con aparentes disfunciones psíquicas y trastornos de personalidad que representaron un infierno para su esposa, sus hijos, y supuestamente lo condujeron a mala praxis médica y a tomar parte en la red de corrupción existente en PDVSA.

Hablamos de Alex Eduardo Lechín Martínez, de origen libanés y 57 años de edad, con fecha de nacimiento 04/05/1961, Cédula V-5.962.701, Pasaporte Nro. 0693962, natural de Caracas, actualmente ciudadano americano, Número de Seguro Social 244-59-9180, residenciado en Houston, Texas, EE.UU., donde registra al menos seis domicilios: 2717 Albans Road, 14262 Gulf Freeway y 11914 Astoria Boulevard # 670 en Houston; 4301 Vista Road y 3923 Woodlawn Avenue en Pasadena y también en Missouri City.

Alex Lechín es un médico especialista en cuidados pulmonares y trastornos del sueño. Se graduó en la Universidad Central de Venezuela, al igual que su hermano Marcel Enrique. En 1988, luego de renunciar al Instituto Venezolano de los Seguros Sociales, llegó a Winston-Salem, Carolina del Norte, para hacer entrenamiento médico en la Escuela de Medicina Bowman Gray de la Universidad Wake Forest. Su lugar de práctica habitual es el 14262 Gulf Fwy, Houston, TX 77034-5348, EE.UU., Teléfono: +1 281-481-0091 – Fax: 281-481-0093, además Alex Lechin’s House, propiedad ubicada en el 9110 Wickford Dr, Houston, Tx.

¿Existen indicios de comportamiento cuestionable a nivel personal y profesional?

– La reputación profesional del Dr. Alex Lechín, realzada por distinciones, premios, trabajos académicos y obras sociales -preciso mi interlocutora-, se ha visto empañada por pleitos judiciales, demandas de pacientes e instituciones, controversias y dudas profesionales traducidas en severas evaluaciones a su desempeño.

¿Y en lo personal?

– Denuncias de maltrato verbal, psicológico, físico y abuso con medicamentos de parte de su esposa, la ex Miss Venezuela Carmen María Montiel Ávila, y el caso de la DOBLE IDENTIDAD que, al parecer, ostenta, la cual estaría ligada desde el año 2003 a su presunta participación en el esquema de corrupción y lavado de activos investigado en PDVSA.

¿Cuál sería el contexto de esa conducta? ¿Involucra algún referente de primer orden?

– Su padre, el también médico, llamado Fuad Lechín, es un Pirata o estafador de la medicina, en opinión del profesor universitario José Sant Roz y el escritor Juan Carlos Zapata, según ellos forma parte de los que se afincan para dar esperanzas y tratar de sacar provecho monetario de sus soluciones e inventos de la manera más vil y degenerada a enfermos terminales, eso habría sucedido con el doctor Pedro Tinoco, Carmen Montilla, la esposa de éste, le reclamó en Houston al Dr. Alex Lechín que por culpa de su padre Tinoco se había muerto, luego de violentar el tratamiento que le aplicaban en EE.UU.

Un dato interesante a los fines de ilustrar el referente sugerido.

– Al menos 53 de las publicaciones científicas del Dr. Alex Lechín están suscritas por su padre, Fuad Lechín, denotando que además de identificarse asumiría las prácticas de su progenitor en todos los órdenes.

Llegando al punto de las conclusiones de la investigación realizada, manifestó:

– El médico en referencia presenta trastornos de personalidad que nos colocan ante un cúmulo de comportamientos, emociones y pensamientos transgresores de normas legales, éticas y morales propios de un estilo de vida y personalidad delincuente y violenta, o lo que es lo mismo, de conducta delictiva, criminal o antisocial.

¿Cómo situar este dictamen en un escenario delictual?

– Además de usar diversos Alias, el Dr. Alex Lechín emplea DOBLE IDENTIDAD, como se desprende del análisis de Pasaporte venezolano Expediente o Serial Nº C1213691, Nro. 21015608, que le emitieron bajo el nombre de Alex Eduardo Martínez, mismo número de Cédula 21.015.608, suprimiendo el apellido Lechín, pero con misma Fecha y Lugar de nacimiento.

Abundó en detalles sobre la segunda identidad de Lechín.

– Rafael Antonio Struve Farías, propietario de la empresa Servitrans CA, proveedora de servicios de PDVSA en Venezuela y Texas, sería el artífice de la DOBLE IDENTIDAD del Dr. Alex Lechín y contribuyó, gracias a la alta suma de dinero que le pagó a Germán Ferrer, esposo de la Fiscal General Luisa Ortega Díaz, a dejar sin efecto la Investigación No. MP-64929-2014 que el Ministerio Público inició contra Alex Eduardo Lechín Martínez el año 2014 por la comisión de los delitos de USO DE DOCUMENTO DE IDENTIDAD FALSO y FALSIFICACION DE DOCUMENTO DE IDENTIDAD, todo con la finalidad de ocultar su participación en el esquema de corrupción de PDVSA.

– No menos grave es la investigación que pesa sobre el Dr. Alex Lechín para revocar su licencia médica ante denuncias y hechos irregulares -precisó la investigadora, a la par de agregar abusos en el entorno familiar-. Se demostró después de un largo proceso judicial que Alex Lechín provocó circunstancias para perjudicar a su esposa, colocando a la ex reina de belleza en el ojo de la justicia norteamericana, con ello pretendió evitar un divorcio en ciernes y ocultar que él abusaba de ella y de sus hijos.

Félix Francisco Bertomolde – @memientanchico

No deje de leer: Juez de ejecución, cual Diablo de Yare

Comentarios de Facebook
Seguir Leyendo

Facebook

Carabobo

Sucesos

Lo más leído