Connect with us

Opinión

Julio Castillo Sagarzazu: Arreglo de cuentas

Publicado

on

Julio Castillo, arreglo de cuentas pdvsa-acn
Foto referencial
Compartir
Este astracán de la lucha contra la corrupción en PDVSA a lo que más se parece es a cualquiera de esas series que se han hecho últimamente sobre la vida de Pablo Escobar o el Chapo Guzmán que, en cierta manera, son remake de aquella famosa llamada “los Intocables” que contaba la acción de una fuerza especial creada para combatir la mafia norteamericana con Elliot Ness a la cabeza.
En efecto, si hay algo en común en todo esto es la demostración de como todas las prohibiciones y controles generan la aparición de roscas y mafias que se enfrentan por su pedazo de la torta. Estas peleas no se dan nunca entre arrepentidos que combate para que la paz y la legalidad regresen, sino entre rivales que no aceptan intromisiones en sus áreas de influencia.
La famosa matanza de San Valentín fue perpetrada por matones de Al Capone contra la famosa pandilla rival North Side Band por el control de las vacunas y la venta clandestina de alcohol. (Toda prohibición genera una mafia, como ya dijimos).
Hoy, Venezuela se ha convertido en tierra de nadie y de pandilleros.  “De aquí pa’ lante el monte es el orégano y el comisario es el zamuro”. Desde el bachaquero que comercia los productos del CLAP, hasta los boliburgueses que se hicieron del control del dolar para crear el mas rentable negocio de toda la historia d la humanidad: Recibir dolares a 10 bolívares y revenderlos a 100 mil. Todos han devenido en parte del paisaje nacional.
Ya esto era suficiente para amasar las mas fabulosos de las fortunas, pero es bien sabido que la avaricia rompe el saco. Nuestras mafias entonces voltearon a la empresa mas importante del país y  que llego a ser la cuarta mas importante de todo el planeta: PDVSA. El saqueo comenzó con la cínica consigna “AHORA PDVSA ES DEL PUEBLO”.  Parecía que las mafias tenia su territorio repartido, pero como siempre, cuando comienzan a invadirse las zonas o cuando comienzan los “tumbes” en negocios, estallan las hostilidades. Hay demasiado en juego. Estos “socialistas” tan apegados a los lujos como todo mafioso recién vestido, no están dispuestos a dejarse pisar la manguera y ahora, en las vacas flacas, la pelea a cuchillo por el raspado de la olla, se va a tornar inclemente y en todos los terrenos.
Vamos a  coger palco para ver este desgüace interno del chavismo. Preparémonos para los trapitos al sol que van a salir. Conoceremos de sus cuentas, de sus yates, de sus aviones, de sus francachelas. Serán muy parecidas a las que vemos en las series de Escobar y el Chapo. El mal gusto y la ostentación obscena es denominador común de todos los mafiosos.
Mientras tanto hagamos un esfuerzo por hacerlas conocer de nuestros compatriotas sin agua, sin luz, sin medicinas. Que la madres que tienen que pagar un millón de bolívares por un kilo de leche para sus hijos, sepan que nuestros “socialistas” gastan el doble de eso cada segundo en sus gusticos.
El show de la “persecusion” contra los corruptos va a pasar cuando arreglen sus cuentas internas. El hambre se quedara con nosotros.

Comentarios de Facebook

Opinión

Corker y el Grupo de Bostón

Publicado

on

Colombia y Venezuela - acn
Compartir
  • 1
    Share

Corker y el Grupo de Boston: Por Leopoldo Puchi.- La iniciativa del Grupo de Boston de invitar al país al senador estadounidense Bob Corker toma particular relevancia en las circunstancias actuales en la que se han escalado las tensiones internas como consecuencia de la muerte del concejal Fernando Albán. Tal como ha sido señalado por distintos observadores de la situación venezolana, esta iniciativa  es la acción más juiciosa realizada desde hace mucho tiempo.

El Grupo de Boston ha sido durante años un punto de encuentro entre parlamentarios venezolanos de Gobierno y oposición y entre las dos naciones. Recientemente jugó un rol muy importante en la excarcelación de Joshua Holt. Le correspondió a  Pedro Díaz Blum, Rafael Lacava y Caleb Mc Carry, del GB, adelantar las diligencias y establecer los enlaces necesarios entre el presidente Nicolás Maduro y el senador Corker.

El grupo ha funcionado, con mayor o menor intensidad según las circunstancias, desde que se creó la Asamblea Nacional. Está compuesto de manera paritaria por partidarios del Gobierno y de la oposición. En 2002, en medio del torbellino generado por el golpe del 11 de abril, sesionó en Washington y en Boston. Sin embargo, no es una instancia de negociación, mediación o arbitraje, lo que corresponde a las partes y delegaciones con mandatos expresos, sino que ha utilizado siempre el mecanismo de las mesas de ideas que no implican o concluyen en convenios.

El rango de controversias existente es muy amplio. Las tensiones entre Washington y Caracas comenzaron hace mucho tiempo atrás, en un contexto distinto al de los actuales problemas de hiperinflación. Son tensiones que derivan  de la separación de Venezuela de su tradicional “zona de influencia” y obedecen a razones geopolíticas. A ello se le añade la lucha política interna por el poder, en la que el gobierno estadounidense ha tomado partido por la oposición.

Y todo este conjunto de disputas se ha complicado en la medida en que la institucionalidad se ha deteriorado, se ha recurrido  a la violencia de parte y parte, y las condiciones de vida de la población se han gravemente deteriorado por la ineficiencia de las políticas económicas del Gobierno, así como por las sanciones y sus efectos nocivos.

También hay que señalar que las posiciones de Estados Unidos no son uniformes y que hay diversidad de corrientes con puntos de vista diferentes o contradictorios en relación a Venezuela. La iniciativa de hace pocas semanas del Departamento de Estado, conducido por Mike Pompeo, de enviar una delegación oficial de alto nivel para sostener reuniones en Venezuela fue suspendida en el último momento, seguramente producto de esas contradicciones. Al mismo tiempo, otras dependencias adoptan sus propias medidas radicales, que cierran puertas para posibles entendimientos.

Es en medio de todas las complejidades señaladas que el Grupo de Boston realiza sus actividades, desde una perspectiva que conjuga diversidad de criterios, optimismo y realismo.

No deje de leer: “El miedo mantiene a Maduro en el poder” dice Julio Borges

Comentarios de Facebook
Seguir Leyendo

Facebook

Carabobo

Sucesos

Lo más leído