Connect with us

Opinión

El ideal bolivariano del poder moral

Publicado

on

Ideal - acn
Compartir
  • 3
    Shares

El ideal bolivariano del poder moral: Por Cora Páez de Topel.-  Una de las proclamas más memorables de nuestro Libertador Simón Bolívar en el Discurso de Angostura, el 15 de Febrero de 1819, fue la sentencia “Moral y Luces son nuestras primeras necesidades”,  exaltando el imperio de la virtud con un llamado a los políticos a ser probos e ilustrados, dejando ver la importancia de incluir en la  Ley el Poder Moral, con la fe puesta en la educación, concepto tan alto para él como la libertad y la defensa de las garantías sociales.  Mucho se esforzaron nuestros héroes patrios en legarnos los ideales por los cuales lucharon hasta lograr la Independencia. Enfatizado en la Constitución  vigente de 1999, – la No. 23 desde la consolidación de la República en 1830 –  en el Capítulo IV del Poder Ciudadano se establece que los órganos que ejercen ese Poder “tienen a su cargo prevenir, investigar y sancionar los hechos que atenten contra la ética pública y la moral administrativa, velar por la buena gestión y la legalidad en el uso del patrimonio público e igualmente promover la educación como proceso creador de la ciudadanía, así como la solidaridad, la libertad, la democracia, la responsabilidad social y el trabajo”.

Desde los acontecimientos  del 19 de Abril de 1810,  luego de librar las gloriosas batallas a favor de la Independencia, seguido de los sucesos de 1830 cuando nació la República de Venezuela bajo la jefatura de José Antonio Páez, hasta el actual mandatario Nicolás Maduro en el 2018,  hemos tenido una treintena de Presidentes de Estado, algunos de ellos electos en comicios libres, otros producto de golpes de estado,  guerras internas,  conspiraciones políticas, revoluciones, caudillismo y traiciones consumadas en detrimento de la estabilidad de la Nación que hasta el presente no ha logrado el ideal bolivariano de la Moral Pública,  haciendo que la mayoría de los venezolanos desconfíen de las autoridades al no ver reflejadas en ellas esa virtudes enaltecidas en el Poder Moral. De tal manera que no se compagina esa disposición constitucional de las virtudes republicanas, inspirada en el ideal bolivariano,  con la realidad nacional de los gobiernos que han regido a la Nación, democráticos unos y tiránicos otros que en su gran mayoría, lejos de cumplir esos preceptos, los infringen,  en detrimento de una sociedad  confundida por el abuso de poder, el clientelismo político, el fraude y la corrupción.

Las 23 Constituciones promulgadas  desde 1830 hasta la actual de 1999, sumada a  la  ya redactada por la  ilegítima Asamblea Nacional Constituyente para entrar  en vigencia, si el proceso del fraude consumado sigue su curso, ponen de manifiesto el afán de dominio público que ha caracterizado a muchos de nuestros gobernantes, disimulando con leyes dictadas a su conveniencia el deseo de perpetuarse en el poder.  No es de extrañar, entonces, la indisciplina social característica de nuestro pueblo, acostumbrados unos a no cumplir las leyes, otros a violar las normas de conducta social, a cometer fechorías, robos y secuestros.  Así como tampoco son extrañas las desigualdades sociales y económicas de una población  dispar en la educación, en la moral republicana y en los valores democráticos. Ciudadanos de proba conducta, cultos, de buena posición económica y social,  de solvencia moral, conviven en un mismo país con ciudadanos incultos, que viven en la mayor pobreza  en barrios marginales de aceras y calles rotas,  viviendas y servicios públicos  precarios.

También puedes leer: La mano detrás de Jair Bolsonaro

Comentarios de Facebook

Opinión

Del conflicto a la negociación

Publicado

on

Del conflicto a la negociación - acn
Compartir
  • 1
    Share

Del conflicto a la negociación: Por Leopoldo Puchi.- De acuerdo con las informaciones publicadas en diferentes diarios, entre ellos El País de España, a partir de diciembre pasado desde oficinas gubernamentales estadounidenses se puso en marcha un plan destinado a cambiar el gobierno de Venezuela, una idea que ya estaba en agenda pero que tomó un nuevo impulso con la llegada de Mauricio Claver-Carone, un cubano-americano que había enfrentado a Obama, al puesto de director de Asuntos del hemisferio occidental del Consejo de Seguridad Nacional.

En los reportajes se detallan las reuniones que se sostuvieron en Washington con algunos líderes de la oposición venezolana que fueron luego integrados a la programación.

PRESIÓN

A partir de la evaluación de la situación venezolana se había llegado a la conclusión de que la grave situación económica, el descontento social y las controversias sobre la elección presidencial de 2018 creaban las condiciones necesarias para desplegar un plan exitoso. Sobre esas condiciones, se diseña una estrategia destinada a ejercer presión sobre la oficialidad de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (Fanb) para que esta deponga a Nicolás Maduro.

TRES EJES ESTRATÉGICOS

Uno de los ejes de la estrategia trazada es la creación de una imagen de doble poder, ya que la sola percepción de que existen gobiernos paralelos debilita la autoridad del Gobierno y brinda argumentos jurídicos que sirven para estimular deserciones en el estamento militar, que es el punto neurálgico. Los reconocimientos cumplen la función de reforzar esa imagen.

Otro eje estratégico son las sanciones económicas, ya que afectan la capacidad productiva nacional y las importaciones. De este modo se empeora una situación ya fuertemente deteriorada por los errores de las políticas macroeconómicas y la ineficiencia de la gestión pública. Las nuevas sanciones petroleras pueden multiplicar de forma exponencial los problemas económicos. El ambiente de caos que se pudiera generar sirve para presionar a la Fanb para que se insubordine.

MONTEVIDEO

Un tercer eje de la estrategia consiste en advertir sobre una posible invasión. Por el momento, ese anuncio es utilizado como un mecanismo de presión hacia los militares, a los que se les pone en la disyuntiva de combatir o no en el caso de que una intervención directa llegara a ocurrir. Se considera que esa presión pudiera conducirlos a escoger la opción de una sublevación o de un golpe palaciego en lugar de enfrentar una invasión.

De no dar resultados esas presiones sobre los militares, no estaría descartada una intervención, pero también es probable que cobre fuerza un esquema de negociación en el que se lleguen a acuerdo de cohabitación de largo plazo. Es el esfuerzo que debe realizarse en Montevideo.

No deje de leer: Trotamundos va por la novena corona ante Guaros

Comentarios de Facebook
Seguir Leyendo

Facebook

Carabobo

Sucesos

Lo más leído