Connect with us

Hombre & Mujer

Vasos sanguíneos afectados por el Alzheimer

Publicado

on

Enfermedad
Compartir
  • 7
    Shares

Investigadores del Instituto de Neurociencias de la Universitat Autònoma de Barcelona (INc-UAB) (Catalunya, España) demostraron por primera vez que los vasos sanguíneos se ven severamente afectado por el Alzheimer, enfermedad que ataca principalmente a las mujeres.

Estudios demuestran que la ansiedad y los problemas vasculares van de la mano con esta enfermedad, las investigaciones realizadas aportan nuevos datos entorno a la patología del sistema de ser humano.

Las enfermedades vasculares son el resultado del estrés y de inflamaciones en el cuerpo, las cuales no permiten el libre fluido de sangre y oxido al cuerpo el cual causa que el cerebro presente insuficiencia sanguínea.

Esta investigación fue practicada en ratones y llevada a cabo por el Dr. Francesc Jiménez Altavo, investigador del departamento de farmacología, toxicología y terapéutica y bajo la dirección de la Dra. Lydia Gimenez, directora de la Unidad de Psicología Medica.

Mediante el estudio se pudo observar como los ratones de avanzada edad y con la enfermedad presentaban alteraciones en los vasos sanguíneos, los cuales son los encargados de nutrir los órganos y los tejidos para regular la sangre

“en concreto, el estudio demuestra que el sexo de los ratones es un factor determinante. Específicamente, las hembras demostraron alteraciones vasculares más pronunciadas que los machos, lo que sugiere que las mujeres de avanzada edad con Alzheimer podrían sufrir mayor disfunción cardiovascular” señala el Dr. Francesc Jiménez Altavo.

Las características encontradas en las arterias de los ratones profundizó las diferencias fisiológicas entre el macho y la hembra, el constante cambio vascular en las hembras sugiere una distribución anómala del flujo sanguíneo.

Igualmente han evaluado los distintos comportamientos de los animales que proponen la existencia de relaciones directas o indirectas de las arterias periféricas. Estas interacciones podrían explicar algunas anomalías del sistema neuroinmunoendocrino, el cual regula la función de los órganos y tejidos.

Si bien hemos de ser prudentes con estos resultados, las correlaciones de comportamiento proponen la existencia de relaciones directas o indirectas entre la conducta y la función de arterias periféricas. Estas interacciones podrían explicar las anomalías del sistema neuroinmunoendocrino, que regula la función de los diferentes órganos y tejidos, que ya hemos descrito en estudios previos con ratones masculinos y femeninos desde los estadios tempranos hasta avanzados de la enfermedad”, remarca la Dra. Lydia Giménez-Llort.

“Además, el hecho de que el estudio también aporte evidencias que indican que hay una relación clara entre varias variables que configuran la conducta ansiosa de los animales y las propiedades de los vasos sanguíneos periféricos es un hallazgo que tiene implicaciones importantes más allá del campo de estudio de la enfermedad de Alzheimer”, concluye.

ACN/Fuente (UAB)

No dejes de leer: Infartos e hipertensión pueden causar el insomnio y los ronquidos

Comentarios de Facebook

Hombre & Mujer

El pesebre y su leyenda

Publicado

on

Compartir
  • 4
    Shares

El Pesebre y su leyenda: Por Francisco Mayorga.- El pesebre lo inventó San Francisco de Asís, el santo de la humildad y de la pobreza;  en la Navidad de 1223, hace casi 800 años, en el pueblecito de Greccio, en Italia.

El santo estaba débil y enfermo, y pensando que tal vez aquella sería su última Navidad en la tierra;  quiso celebrarla de una manera distinta y muy especial. Un amigo de nombre Juan Velita, era dueño de un pequeño bosque en las montañas de Greccio;  y en el bosque había una gruta que a Francisco se le parecía mucho;  a la cuevita donde nació Jesús, en los campos de Belén;  y que él había conocido hacía poco en su viaje a Tierra Santa.

Francisco habló con su amigo, le contó su idea de hacer allí un “pesebre vivo”;  y juntos lo prepararon todo, en secreto, para que fuera una sorpresa;  para los habitantes del pueblo, niños y grandes.

Entre la gente del pueblo, Francisco y Juan escogieron algunas personas;  para que representaran a María, a José, y a los pastores; les hicieron prometer que no dirían nada a nadie antes de la Navidad;  y, siguiendo el relato del Evangelio de San Lucas, prepararon la escena del nacimiento. ¡Hasta consiguieron un hermoso bebé para que representara a Jesús!

La sorpresa de Navidad

La noche de Navidad, cuando todas las familias estaban reunidas en sus casas, las campanas de la iglesia empezaron a tocar solas…  ¡Tocaban y tocaban como si hubiera una celebración especial!… Pero nadie sabía qué estaba pasando… El Párroco del pueblo no había dicho que fuera a celebrar la  Misa del Gallo… la Misa de Medianoche….

Sorprendidos y asustados a la vez, todos los habitantes de Greccio salieron de sus casas para ver qué estaba sucediendo… Entonces vieron a Francisco que desde la montaña los llamaba, y les indicaba que subieran donde él estaba.

Alumbrándose con antorchas, porque la noche estaba muy oscura y hacía mucho frío, todos se dirigieron al lugar indicado, y cuando llegaron quedaron tan admirados, que cayeron de rodillas, porque estaban viendo algo que nunca habían pensado poder ver. Era como si el tiempo hubiera retrocedido muchos, muchos años, y se encontraran en Belén, celebrando la primera Navidad de la historia: María tenía a Jesús en sus brazos, y José, muy entusiasmado, conversaba con un grupo de pastores y pastoras, que no se cansaban de admirar al niño que había acabado de nacer…

Después, cuando todos se calmaron, el sacerdote, que había sido cómplice de Francisco y de Juan Velita en aquel secreto, celebró la Santa Misa, y Jesús se hizo presente en el Pan y el Vino consagrados, como pasa siempre que se celebra una Misa en cualquier lugar del mundo.

Terminada la Eucaristía, Francisco, lleno de amor y de alegría, les contó a todos los presentes, con lujo de detalles, la hermosa historia de la Navidad, y Jesús, “luz del mundo”, llenó sus corazones de paz y de amor.

Tres años más tarde, Francisco de Asís murió, dejándonos esta hermosa costumbre de hacer el pesebre todos los años, que a todos nos gusta tanto.

ACN/fm

No deje de leer:Papa Francisco a Obispos venezolanos: Gracias por resistir

Comentarios de Facebook
Seguir Leyendo

Facebook

Carabobo

Sucesos

Lo más leído