Síguenos

Opinión

Edgar Darío Núñez: Mis deseos para el 2018

publicado

el

edgar-2018-año-nuevo-acn
Compartir

Edgar Darío Núñez: Mis deseos para el 2018. Quizás el título pueda confundir, sobre todo que en el estado en que se encuentra la ciudad, esto no sería un artículo de opinión sino una novela larguísima como las de Umberto Eco o Ken Follet.

Quiero presentar algunos de mis deseos, bien concretos, con el ánimo de crear conciencia, motivar a quienes hoy dirigen los destinos de Carabobo y Valencia, y sobre todo: EVITAR QUE SE PIERDA NUESTRA MEMORIA Y PATRIMONIO HISTÓRICO. Veamos.

No dejes de leer: OPINIÓNJosé Luis Centeno: Tercera carta pública a @TarekWiliamSaab

  • Que se mantenga el Teatro Municipal como un centro cultural activo, no como un museo o como un centro de convenciones para mítines políticos. Algunas ideas interesantes es realizar ciclos de cine a precios solidarios, de la mano con consulados y organizaciones artísticas. Eso sería una buena oferta cultural en tiempos de crisis. Igualmente retomar la actividad de las compañías de teatro y danza residentes, quienes pueden mantener una cartelera de actividades de alta calidad y de producción propia. Allí dejamos toda una experiencia con la Compañía Estable de Teatro Municipal, con tres producciones que fueron muy bien recibidas por los valencianos.

  • Recomponer la gestión cultural de la ciudad, con la creación de una Dirección de Cultura con gente competente, dejando sin efecto aquella decisión donde pasaron todas las funciones de la extinta Fundación para la Cultura al Teatro Municipal. Para el municipio es muy costoso mantener los entes descentralizados, por lo que la creación de una dirección es lo más eficiente.

  • Instalar la obra “Vuelvan Caras” en su lugar original por la entrada sur de la ciudad. La icónica obra de Andrés Pérez Mujica requiere de un trabajo profundo de restauración, debido al terrible patín brillante que le aplicaron en gestiones anteriores. El acabado original es una oxidación especial del bronce, un gesto técnico que se convirtió en la marca personal de nuestro excelso escultor valenciano. Esto pueden lo realizar artistas de la ciudad y en corto tiempo.

  • Reubicar o al menos mejorar la situación de La Peregrina, la réplica de la Estatua de la Libertad, que fue un regalo a nuestra ciudad y que significa tanto para nuestra idiosincracia. En anteriores ocasiones he escrito sobre el tema, y sería un anhelo sentido verla en mejores condiciones.

  • Reubicar la estatua de Rafael Urdaneta. Esta pieza se encontraba frente a la Cámara de Comercio pero su lugar adecuado, en mi opinión, es en la parroquia que lleva su nombre. En la entrada principal de La Isabelica tiene el espacio suficiente para ser admirada y bien querida. Urdaneta fue un héroe que sin ser valenciano, defendió la ciudad hasta el final bajo las órdenes de sempiterno Bolívar.

  • Destacar la fachada de la Casa Natal de Oswaldo Vigas en el casco histórico. Vigas es el más universal de nuestros artistas contemporáneos y Valencia no ha sido lo suficientemente agradecida con él. Una placa y una señalización adecuada le haría un favor a la construcción de identidad ciudadana.

  • Realizar una proyecto de rescate de la casa de nuestro héroe civil más importante de la independencia: Miguel Peña. Esto pudiese ser un artículo completo, pero como valencianos no podemos caer en la ligereza (e ignorancia) de creer el cuento de un Miguel Peña traidor al movimiento bolivariano. Todo lo contrario, es nuestro héroe, que acompañó a Bolívar hasta que el momento político venezolano exigía otra cosa. Su casa se encuentra en mal estado y una intervención pública y privada sería un hálito de amor para Valencia.

  • Devolver la sede de la Asociación de Escritores a los escritores, poetas e intelectuales de Valencia. Quizás este anhelo es complicado debido a la gran cantidad de personas que habría que poner de acuerdo, pero precisamente un líder de la ciudad debería levantar esa bandera. La sede debe estar dedicada a su motivo original, cuando fue entregada por el alcalde Argenis Ecarri: la difusión de la letras valencianas.

  • Restaurar y volver a su lugar original la estatua de Salvador Montes de Oca. Dicha obra fue vandalizada y posteriormente retirada de la plaza que lleva su nombre. Es nuestro santo, nuestro hombre de fe que con su ejemplo luchó contra la tiranía y la opresión. La pieza recibió un daño considerable pero puede ser llevada a su estado casi original.

Que en el 2018 nuestra memoria histórica no perezca bajo la ignorancia y la indolencia. Que se ilumine a quienes hoy tienen la responsabilidad de dirigir a Carabobo y Valencia. Que les mueva el corazón el ser valencianos y defiendan nuestra identidad.

Comentarios de Facebook

Opinión

Delcy espera un dedazo de Maduro para no ceder la silla de Miraflores

Publicado

el

dedazo - acn
Compartir
  • 4
    Shares

Delcy espera un dedazo de Maduro para no ceder la silla de Miraflores: Por Coromoto Álvarez. Desde la presidencia de la Asamblea Constituyente la polémica Delcy Rodríguez, capaz de trepar por una ventana si le cierran la puerta , espera un dedazo de Maduro para no ceder la silla de Miraflores y perpetuarse en el poder con el auxilio de la cúpula militar mientras Tibisay Lucena en gira por varios continentes busca con ansiedad nuevas herramientas para el acomodo y manejo de las maquinitas electorales.

Si se observa en el análisis más riguroso la ola discursiva en el mar de las aspiraciones de la hermana de Jorge Rodríguez, no es muy difícil descubrir que en su Arca de Noé la secta gobernante pretende no solo salvar su pellejo frente al rechazo de una población condenada al exterminio, secuela de la catástrofe humanitaria que padece, sino esconder en la banca complaciente más de trescientos cincuenta mil millones de dólares que desaparecieron del erario por arte de magia, con el tan cacareado socialismo del siglo XXI durante los últimos dieciocho años.

El antejuicio de mérito contra el presidente Maduro que inició el Tribunal Supremo de Justicia en el exilio y recién continuó la Asamblea Nacional legítima con la aprobación de ciento cinco diputados, aunque no tendría efectos inmediatos según estudiosos del tema, promueve en el tren oficialista la disputa entre viejos y nuevos compañeros de viaje que se inscriben en la lista de los sucesores, en caso de algún imprevisto que no vislumbran todavía la pitonisa de turno y Míster Popó.

Entre amigas de Delcy Rodríguez se corrió la bola, que no es de nieve, con la verborrea de siete comadres en un lavadero. –Lo que no supo hacer María Corina Machado en la acera de enfrente- dijo Aura de González- Delcy si lo puede hacer-.

El repique de campanas se escucha en la pradera. No hay oídos sordos para las especulaciones. Jorge, el hermanito de Delcy, discípulo aventajado de Edmundo Chirinos en la psquiatría y la ideología, no se cruza de brazos pero tampoco abre la boca en la hoguera.

Cualquier ciudadano que cumpla con los requisitos que exigen las leyes y la Constitución tiene derecho a desempeñar la primera magistratura. Delcy no es la excepción. Tanto más cuanto que ella dijo, si mal no recuerdo, su gobierno no entregará el poder. Entonces uno se pregunta: ¿ Qué busca Tibisay en Europa y Africa para adornar las maquinitas del Consejo Nacional Electoral?

En el juego de la dialéctica y lectura de la historia, los escenarios de la política no se le escapan a Maquiavelo a la hora de seleccionar el sainete privilegiado. Lo que no se sabe aún en la víspera del dedazo de Raúl Castro para que le sucedan en Cuba, es si a última hora alguien mete la cuchara por la primera combatiente, de cumplirse la presunción de Andrés Pastrana sobre el futuro de su paisano, sin dejar a un lado la roncadera de los aviones de Trump en Panamá.

No deje de leer: Comité de Derechos Humanos pide incremento de pensiones

Comentarios de Facebook
Continuar leyendo

Facebook

Carabobo

Sucesos

Lo más leído