Connect with us

Hombre & Mujer

Disfunción erectil la causaría factor genético

Publicado

on

Disfunción erectil - acn
Compartir
  • 2
    Shares

Revelan un factor genético que aumenta el riesgo de disfunción eréctil. El descubrimiento puede hacer posible el desarrollo de nuevas terapias; que “ayuden a los hombres que no responden a los tratamientos actuales”; señaló el autor principal del estudio, Eric Jorgenson. “Esto lo cambia todo”

Un grupo de investigadores de universidades de EE.UU. ha logrado por primera vez; detectar un factor genético que puede causar impotencia. Se trata de unas variaciones en un lugar específico del genoma —locus genético— cerca del gen SIM1 que están “significativamente asociadas;  con un mayor riesgo de disfunción eréctil”.

El estudio, publicado este 8 de octubre en la revista Proceedings of the National Academy of Sciences (PNAS), fue llevado a cabo por dos grupos paralelos en los que los científicos analizaron los datos de unos 259.000 hombres. La investigación determinó que un 26 % de todos los casos de disfunción eréctil estaban relacionados con variaciones en el locus SIM1.

Hunter Wessells, el jefe de urología en la Universidad de Washington en Seattle y uno de los autores del estudio, afirmó que se trata de la primera vez en la que se encuentra “una prueba convincente de que en realidad hay un componente genético independiente de otras posibles causas” y subrayó la importancia del hallazgo: “esto lo cambia todo”.

Un ingrediente de su dieta podría funcionar mejor que el viagra

Aparte de este nuevo factor, la impotencia también puede ser causada por la obesidad, diabetes y enfermedades cardiovasculares, entre otros. En ese contexto, el descubrimiento de este locus genético, que “parece actuar independientemente de esos factores de riesgo”, puede hacer posible el desarrollo de nuevos tratamientos que “ayudarán a los hombres que no responden a los tratamientos actuales”, señaló el autor principal del estudio, Eric Jorgenson, citado por AFP. De acuerdo con el experto, las terapias disponibles actualmente no producen ningún efecto en cerca de la mitad del total de casos de impotencia.

Mientras tanto, este descubrimiento “abre la posibilidad del desarrollo de tratamientos farmacológicos” contra la impotencia más efectivos, reza el estudio.

ACN/revistas

No deje de leer: Mayoría de dominicanos no desea ingreso de más venezolanos

Comentarios de Facebook

Hombre & Mujer

El pesebre y su leyenda

Publicado

on

Compartir
  • 4
    Shares

El Pesebre y su leyenda: Por Francisco Mayorga.- El pesebre lo inventó San Francisco de Asís, el santo de la humildad y de la pobreza;  en la Navidad de 1223, hace casi 800 años, en el pueblecito de Greccio, en Italia.

El santo estaba débil y enfermo, y pensando que tal vez aquella sería su última Navidad en la tierra;  quiso celebrarla de una manera distinta y muy especial. Un amigo de nombre Juan Velita, era dueño de un pequeño bosque en las montañas de Greccio;  y en el bosque había una gruta que a Francisco se le parecía mucho;  a la cuevita donde nació Jesús, en los campos de Belén;  y que él había conocido hacía poco en su viaje a Tierra Santa.

Francisco habló con su amigo, le contó su idea de hacer allí un “pesebre vivo”;  y juntos lo prepararon todo, en secreto, para que fuera una sorpresa;  para los habitantes del pueblo, niños y grandes.

Entre la gente del pueblo, Francisco y Juan escogieron algunas personas;  para que representaran a María, a José, y a los pastores; les hicieron prometer que no dirían nada a nadie antes de la Navidad;  y, siguiendo el relato del Evangelio de San Lucas, prepararon la escena del nacimiento. ¡Hasta consiguieron un hermoso bebé para que representara a Jesús!

La sorpresa de Navidad

La noche de Navidad, cuando todas las familias estaban reunidas en sus casas, las campanas de la iglesia empezaron a tocar solas…  ¡Tocaban y tocaban como si hubiera una celebración especial!… Pero nadie sabía qué estaba pasando… El Párroco del pueblo no había dicho que fuera a celebrar la  Misa del Gallo… la Misa de Medianoche….

Sorprendidos y asustados a la vez, todos los habitantes de Greccio salieron de sus casas para ver qué estaba sucediendo… Entonces vieron a Francisco que desde la montaña los llamaba, y les indicaba que subieran donde él estaba.

Alumbrándose con antorchas, porque la noche estaba muy oscura y hacía mucho frío, todos se dirigieron al lugar indicado, y cuando llegaron quedaron tan admirados, que cayeron de rodillas, porque estaban viendo algo que nunca habían pensado poder ver. Era como si el tiempo hubiera retrocedido muchos, muchos años, y se encontraran en Belén, celebrando la primera Navidad de la historia: María tenía a Jesús en sus brazos, y José, muy entusiasmado, conversaba con un grupo de pastores y pastoras, que no se cansaban de admirar al niño que había acabado de nacer…

Después, cuando todos se calmaron, el sacerdote, que había sido cómplice de Francisco y de Juan Velita en aquel secreto, celebró la Santa Misa, y Jesús se hizo presente en el Pan y el Vino consagrados, como pasa siempre que se celebra una Misa en cualquier lugar del mundo.

Terminada la Eucaristía, Francisco, lleno de amor y de alegría, les contó a todos los presentes, con lujo de detalles, la hermosa historia de la Navidad, y Jesús, “luz del mundo”, llenó sus corazones de paz y de amor.

Tres años más tarde, Francisco de Asís murió, dejándonos esta hermosa costumbre de hacer el pesebre todos los años, que a todos nos gusta tanto.

ACN/fm

No deje de leer:Papa Francisco a Obispos venezolanos: Gracias por resistir

Comentarios de Facebook
Seguir Leyendo

Facebook

Carabobo

Sucesos

Lo más leído