Connect with us

Opinión

En defensa de la Fuerza Armada

Publicado

on

en mi llano querido - acn
Compartir
  • 5
    Shares

Veraz…/En defensa de la Fuerza Armada: Por Robert Alvarado.- Una nación que continúa año tras año gastando más dinero en defensa militar que en programas sociales, se está acercando a la perdición espiritual. (Martin Luther King).

Me veo obligado a tomar parte en el polémico debate provocado por el llamado “ajuste lujoso” a la FANB, sector al que le han otorgado más recursos que al sector alimentación y educación, visto así serían valederas las críticas acérrimas que arrecian día tras día contra los militares y sus “nuevos sueldotes”; conociendo las urgencias económicas de militares con los que día a día convivo, de esos que dan a fechas como el 5 de Julio una significación especial, debo admitir contradicciones en ese debate, nada mejor para resaltarlas que palabras del Coronel (Ej-Ven) Manuel A. Ledezma Hernández, quien en comunicación dirigida a la Vicealmirante Érika Coromoto Vírgüez Oviedo, presidenta del IPSFA, de fecha 25 de Junio de 2018, aborda sabiamente la “Deficiente prestación de bienestar social y económico” dentro de la FANB, con un apartado categórico sobre las deficiencias de Seguros Horizonte, C.A., del cual me ocuparé en este artículo.

En opinión de Ledezma Hernández, “Este sí es, de verdad, un asunto escabroso, no por lo peligroso que pudiera ser, eso es lo de menos; es escabroso porque existen demasiados intereses personales y dinerario involucrados; es un terreno áspero, lleno de tropiezos que impiden la aceptación de que sus servicios sean los más adecuados y que las coberturas que ofrece estén alejadas de toda realidad en cuanto a los costos de los diferentes eventos de salud, funerarios y otras coberturas que debe satisfacer esta empresa de seguro, la cual es propiedad exclusiva del IPSFA y no de quienes administran ese Instituto de Previsión Social de la FAN”. No obstante, aclara que siendo el IPSFA dueño de Seguros Horizonte, C.A., no tiene ningún poder de decisión en esa corporación.

Invocando un convenio firmado el pasado 22 de junio del presente año por el “FASMIJ”, “Fondo Administrado de Salud para el Ministerio del Poder Popular para Relaciones Interiores, Justicia y Paz”, otorgando a los funcionarios policiales, activos, jubilados y familiares las siguientes coberturas: Hospitalización y cirugía Bs. 129.780.000,°°; maternidad Bs. 66.390.000,°°; servicios funerarios Bs. 54.330.000,°°, servicios odontología Bs. 6.030.000,°° y servicios de oftalmológica Bs. 6.030.000,°°; el oficial castrense apunta que las coberturas de Seguros Horizonte no parecen regirse por el Contrato Marco de la administración pública nacional, estadal y municipal, como la del “FASMIJ”, “¿acaso ese “Contrato Marco…” no está relacionado con la Convención Colectiva Marco Socialista de Trabajo de la Administración Pública Nacional que garantiza una serie de beneficios a todos los empleados públicos, o será que seguimos con la mala costumbre según la cual nosotros, los militares profesionales y por derivación los familiares sobrevivientes, somos “empleados públicos” para algunas determinadas condiciones y para otras no?”.

En tal sentido, Ledezma Hernández puntualizó: “Desconozco cuál es la cobertura de la póliza de Horizonte que ampara a usted; lo que sí puedo decirle cual es la que me tiene asignada: cobertura básica HCM Bs. 14.000.000,00; servicios funerarios (cobertura básica) Bs. 16.000.000,00; primas mensuales hospitalización cirugía y maternidad Bs. 5.900.043,00 y servicios funerarios Bs. 517.902,00”; y tomando como referente que “los ciudadanos policiales no pagan prima mensual por concepto de seguro”, analiza el pago de primas, que para las compañías de Seguro es un pago anual que podría ser financiado durante un determinado número de meses, salvo que Seguros Horizonte sea una compañía con características especiales y privilegios, como sugiere el hecho de que en su caso le hayan descontado “un exceso” mensual, pese a que el IPSFA no debe aplicar, para seguros Horizonte, descuentos mayores a los dozavos u otra cuota parte del financiamiento de la prima anual.

En este contexto, Ledezma Hernández propone “que ese porcentaje equivalente al 3,315 % sobre la totalidad de la remuneración mensual tiene que ser eliminado, y no me vengan con la manida excusa de que, por ser solidario, hay que descontar más cantidad al que más gana porque también es cierto que, aquél que más gana también tiene, cada vez, menos familiares amparados por ese seguro y, adicionalmente, está más viejo y gasta más en medicinas que otro asegurado que tiene más familiares que consumen seguro y gastan menos en medicinas.”

En relación a los montos de cobertura, basta un ejemplo del desfase con la realidad: “La cobertura brindada por la Fundación FASMIJ para los funcionarios policiales, sumando los conceptos hospitalización y cirugía más maternidad, alcanza la suma de ciento noventa y seis millones ciento setenta mil bolívares (Bs. 196.170.000), en tanto que Horizonte solo otorga una cobertura, por ambos eventos, por catorce millones de bolívares Bs. 14.000.000, anunciados recientemente con bombos y platillos.” Enfatizando, “Tenemos que estar claros y de acuerdo en que, ante los costos actuales y futuros de cualquier atención médica y si se trata de intervención quirúrgica de alto riesgo cuyo costo sobre pasa los miles de millones de bolívares actuales, cualesquiera de las coberturas resultan insignificantes.”

Siempre en línea con lo expuesto por el coronel Ledezma Hernández, “muchos de los que laboran en el Ministerio de la Defensa, en el IPSFA, en el seguro Horizonte y muchos militares profesionales que están fuera del servicio activo, dirán que existe un Fondo de Contingencia Médica administrado por el IPSFA, pero ¿ese fondo estará en la capacidad de cubrir un exceso equivalente a más de mil millones de bolívares, cantidad que debe pagar un paciente que se someta a la intervención de bypass coronario?, ¡lo dudo!… a menos que ese hipotético paciente militar tenga el grado de General o Almirante en Jefe o posea una fuerte “palanca” que le ayude a solventar esa situación. No se ofenda, esa es la realidad y evidencias existen, no en esa cuantía, pero sí existen.”

Según el oficial castrense, la otra burla mayúscula relacionada con el seguro son los reintegros; “ellos deben estar calculados en una tabla elaborada con base a los costos de mediados del siglo XX. El IPSFA tampoco escapa de esta realidad.” Eso sí, expresó una gran verdad: “no toda la responsabilidad recae en el IPSFA y en Seguros Horizonte, nosotros los afiliados y asegurados también tenemos una gran parte de esa responsabilidad. Nos limitamos a la queja, pero normalmente no hacemos el correspondiente reclamo por escrito… entonces, ¿cómo pretendemos que se corrijan tantas irregularidades que inciden en nuestra seguridad social y que nos afectan profundamente?”.

Para finalizar, Ledezma Hernández fue lapidario, “Tenemos que reclamar nuestros derechos y beneficios socioeconómicos, pero también tenemos que defenderlos y, sobre todo, protegerlos nosotros mismos y no esperar que salga un mesías o un caudillo para que lo haga por nosotros. Precisamente, por esa espera de “caudillos” y “mesías” es que sufrimos lo que hoy día estamos sufriendo, ¿hasta cuándo nos comportaremos así?”. En tanto que otro oficial, luego de leer la comunicación, me expresó: “El IORFAN, debe pronunciarse, ya que la gente piensa que los militares somos unos privilegiados, y no es así, en nuestra Institución también han existido y existen los enchufados.”

robertveraz@hotmail.com  – robertveraz@gmail.com –  grsndz629@gmail.com  – www.robertveraz.galeon.com  –  http://robertveraz.galeon.com/aficiones2595740.html @robertveraz  – Cel. 0414-071-6704  Hasta la próxima semana, ¡Dios  bendiga a Venezuela!

No deje de leer: Fedecámaras asegura que 240 empresas cerrarán en Carabobo este 2018

Comentarios de Facebook

Opinión

Patrañas.21

Publicado

on

Patrañas, dominó, entre tahures
Compartir
  • 1
    Share

Patrañas.21: Por Josué D. Fernández A.- En sano juicio “de lado y lado”, como les gusta puntualizar a los que dicen no ser ni de aquí ni de allá, es bastante improbable el encontrarse en medio de un derrumbe completo, tal cual se extiende en Venezuela,  y creer que algún provecho se aproxima; o que saben de algo oculto quienes causan la mayor destrucción jamás imaginada de un país, más allá de la ruina propia, la de sus familiares, amigos, arrastrando con ellos a cualquier otro obligado a permanecer en ese territorio. Patraña pura es el coro nacional e internacional de tramposos s.21 de que existiría un socialismo bueno, lejos del comunismo, en el que todos deberíamos sufrir primero, para luego alcanzar la gloria y la dicha de la riqueza pareja.

Poblaciones empobrecidas y enfermas con células malignas es el gigantesco saldo visible de la ignorancia e incapacidad para atender exigencias del bien común, de parte de grupos siempre empeñados en quedarse indefinidamente en lo alto del poder, bien a la fuerza, o mediante simulaciones de consultas populares. Pero, en lo que respecta a América Latina, allí sí gozan de frecuencia los hallazgos externos de expedientes de dirigentes con fortunas por debajo de cuerda en Cuba, Venezuela, Bolivia, Brasil, Ecuador, Nicaragua, y en administraciones viejas de Argentina, Perú, Uruguay  y Chile.

De lado y lado, como se anotó al comienzo, en alcaldías, gobernaciones, entes autónomos, empresas públicas, cajas de ahorros, fondos de pensiones,  nunca hay dineros para atender servicios que deben a sus comunidades, aunque sobra presupuesto para vehículos, viáticos, restaurantes caros, lujo en aviones y demás embarcaciones para descendientes y allegados también, trajes y relojes de marca, guardaespaldas, y vacaciones imperdibles en paraísos extranjeros. En resumen el sueño realizado a través del atajo de la corrupción, ajeno por principios morales para el pueblo honrado,  por lo que este se conforma con la trova de “Si yo fuera rico” según se oyó en “El Violinista en el Tejado”, a continuación en pieza de un montaje de la obra en México, en 2005…

De acuerdo con el trovador de “Si yo fuera rico”, el asunto se limita a  hablar en el raro e incomprensible idioma del  “bidi-bidi-bum”, así como en “no matarse en trabajar”. Dos conclusiones que apuntan directamente al blanco del quehacer rutinario del grueso del pelaje político activo en la Venezuela s.21. El resto se agota en patrañas de amor desinteresado por la patria, equivalente al del ratón por el queso, el sacrificio por los pobres, y cuanta promesa encaje con fantasías de la nación de héroes invencibles, y de tesoros inagotables que prodigarán techo, comida y educación para todos, con ningún esfuerzo.

Las patrañas resultarán incontables mientras quede público para tragarlas, en brebajes mágicos dizque para salir de abajo. La experiencia enseña a cualquier edad que la vida se sufre o disfruta unos pocos minutos a la vez, porque solo estamos seguros del “aquí y ahora”. Sin embargo, de lado y lado, la dedicación de hoy es en la insistencia en pedir apoyo para ganar elecciones municipales y blindar su particular beneficio como de costumbre. Luego tocaría esperar el 10 de enero por el segundo periodo ilegal del actual mandato −otorgado en consulta fraudulenta en mayo-,  con planes agregados para sobrepasar dos décadas de desgracias. El cuento remanente, es que el continuismo tendría bloqueo externo por organismos que no reconocerán esa prórroga “chimba”.

Partida de dominó entre tahúres…

La suerte de Venezuela se juega hoy, entre tahúres, básicamente, en partida de dominó trancada, después de colocar sin remedio las últimas piedras de igual número, en cada punta, obligando a salir de los perdedores y a cambiar de jugadores, para continuar el juego, de ser esa la idea. En caso contrario, la alternativa ya fue cantada en “El juego de la vida”, que perturba a mucha gente, y por lo que prefieren taparse los oídos. No obstante, quizás como tormento para infortunados, y advertencia para ganadores, ese recuerdo regresa reeditado en fragmento de Daniel Santos y la “Sonora Matancera” . Hasta el sábado, Dios mediante, chao.

Ensayo audiovisual para público de pregrado, disponible en la voz del autor, en colección de Josué D. Fernández, con temas musicales editados, más cortos, al pinchar en:

El artículo adosado forma parte de “Experiencias Mayores”, encartado del programa “Estamos en el Aire”, a las 4:30 de la tarde, cada sábado. Breve espacio editorial ligero, canal de catarsis del desconcierto de su autor, con música a propósito del asunto que trata, entrevista y  gotas de humor.  Por http://www.radiorumbos670am.com.ve/, en cuya discusión los interesados pueden tomar parte por los teléfonos +58 212 284.04.94 y 285.27.35, o mediante mensajes directos por Twitter, a Josué Fernández, @jodofeal, por canal personal de YouTube, o aquí en  www.comunicadorcorporativo.blogspot.com

No deje de leer: Extienden e intensifican plan de vacunación en Carabobo

Comentarios de Facebook
Seguir Leyendo

Facebook

Carabobo

Sucesos

Lo más leído