Connect with us

Opinión

De psiquiatras… conducta enfermiza

Publicado

on

El que llena la barriga - acn
Compartir
  • 1
    Share

De psiquiatras…: Por Luis Fuenmayor Toro.- Lo voy a colocar tal y como lo presentó en la red de Facebook su autor, a quien no identifico no porque sea un secreto, pues lo publicó con su nombre y apellido, sino porque no me interesa el autor sino revelar la existencia de un comportamiento enfermizo en una parte de los venezolanos. Como este ciudadano hay muchos en la red e incluso peores, que llegan a amenazar de muerte a quienes les discutan sus planteamientos.

“Venga la invasión fusil en mano, a dar cacería contra jefes comunistas;  y rebélense los subalternos y apunten y usen su fusil sin miramientos contra el alto mando rojo y en defensa del pueblo;  si no lo hicieran deberán ser tenidos como traidores vendidos a Cuba;  que actúan contra su propio pueblo y merecen ser pasados por las armas.  Aquí todos deben pedir la captura, juicio y fusilamiento de los jefes del régimen comunista criminal;  esa si es la salida contra el comunismo. Solo tienen dos opciones: una es la que acaban de leer para obtener la libertad; o la otra es morir como borregos y como cobardes;  que no quieren pedir en las calles la invasión armada;  hasta que se logre incluso con la muerte de los verdugos y corruptos comunistas que se opongan”.

Lo escribió refiriéndose a Nicaragua, pero lo ha escrito muchas veces refiriéndose a Venezuela. Y de la misma manera se pronuncia contra los cubanos de Fidel, Raúl y del actual Presidente; los bolivianos de Evo, a quienes considera consumidores permanentes de cocaína desde que nacen;  a los argentinos de Cristina y los Brasileños de Lula y Dilma. Extiende esta postura de erradicación total y limpieza, al estilo nazi o israelí en Gaza, a los chinos y a los rusos de hoy;  por su historia y por sus relaciones comerciales con los chavecos;  a los iraníes, a los sirios que están del lado de Bashar al Assad, es decir la mayoría. Es gente que opina que López Obrador es un discípulo directo y favorito del Che Guevara, al que hay que matar;  y que el colombiano Petro era más cercano a Chávez que Rafael Ramírez;  por lo que debía perder y deberían, por lo menos, meterlo preso en Colombia. Son seres que ven en Trump a un vacilante;  que le da la mano a Putin y que no acaba de invadirnos para sacarnos de la actual pesadilla.

He discutido con este rey del teclado de la red en varias ocasiones y, curiosamente;  en las discusiones tenidas no puedo decir que se haya comportado groseramente conmigo;  nunca me ha ofendido ni amenazado, más allá de ser muy crudo en sus posiciones. Pero lo presento, porque significa que una parte de los opositores está enferma de odio;  y cree que la solución pasa por la desaparición del chavecismo del escenario político venezolano. En esto coinciden con algunos de los más radicales líderes opositores;  aunque los dirigentes se cuidan más en decir exactamente lo que piensa que quienes no lo son. Consideran al narco ex presidente Uribe;  hombre con las manos manchadas de sangre de muchos colombianos;  como el adalid de las luchas por la democracia y la libertad de los pueblos de América Latina.

Contagiados de esta enfermedad que he descrito está un 10 por ciento de la población, según me manifestó un alto dirigente del Gobierno, quien también señaló que de su lado los enfermos alcanzaban a ser un 4 por ciento. Esto significa que un 14 por ciento de los venezolanos están enfermos de odio. Es una cifra extremadamente grande.

Esta gente no razona ni piensa, no se puede hablar con ellos, el odio les sale por los poros;  y aplauden el peor de los tratos para con los adversarios, que realmente son enemigos a muerte junto con sus familiares.

¡Cuidado! Y nos contagiamos y embarcamos en una lucha fratricida de la que ninguno saldrá ganando y mucho menos Venezuela.

No deje de leer: Consejos para disfrutar del futbol sin afectar su presupuesto

Comentarios de Facebook

Opinión

Carta de Lorent Saleh

Publicado

on

Carta de Lorent Saleh - acn
Compartir
  • 1
    Share

Poesía. “Quienes queremos cambiar el mundo jamás nos damos por vencidos”

Poesía. Desde niño mi sueño siempre fue ser poeta, hacerme de las letras hasta convertirme en poesía y trascender dejando la materia; y este es mi drama, mi padecimiento permanente, mi conflicto existencial, mi guerra conmigo y con mi yo más profundo que se ve frustrado e incompleto. Y es que voy fallidamente tras la poesía y ese mundo de palabras que la política intenta arrebatarme y quitarme de las manos.

Nací en una tierra hermosa donde se devaluó la vida hasta borrarse por completo el significado de la dignidad y el sentido de lo humano, se desataron los demonios de la avaricia y el resentimiento, se creció toda la intolerancia al libre pensamiento con el objetivo de imponer, con fuego y hambre, un pensamiento único en medio de la polarización de los sectores dominantes. Usan la política para hacer lo malo y joderse -queriendo y sin querer- en los más pobres… Entonces, como otros jóvenes, terminé de cabeza consagrado en aquella romántica terquedad de querer cambiar el mundo en el que vivo. Ahora estoy acá, en una celda desde hace ya algunos años y mi madre, afuera en el portón, sufre y lucha como leona por mi regreso al hogar. Pase lo que pase ella no se da por vencida y no deja de creer, pues un amor de madre la proyecta al infinito.

 

Desde la última vez que vi el cielo y presencié el atardecer hasta hoy he vivido intensamente, he vivido más que nunca, aunque algunos esperarán lo contrario. Me han golpeado en el alma y en el cuerpo y me han herido en lo profundo. Me han quitado casi todo, he perdido muchas cosas mucha veces, he querido morirme al punto de cortar mis venas y sentir descanso en cada gota derramada, también he deseado vivir y he entrado en pánico al sentir la muerte tan de cerca, he vivido la soledad como un castigo y como una bendición al mismo tiempo, me han aislado de todo tanto tiempo que me llevaron sin remedio a encontrarme con mi yo.

Me metieron en una Tumba fría un poco más de dos años y de ella salí vivo, me llevaron a la Roca Tarpeya y me metieron en una caja de concreto en un lugar llamado el Helicoide. Soy testigo de torturas de mil formas y expresiones; he visto lo más grotesco de lo humano y lo más hermoso en medio de la desgracia. Hace mucho que dejé de ver la luna pero aún hablo con ella y con ella me conecto con el resto. De obstáculo en obstáculo voy ganando las batallas aunque el cuerpo mucha veces me traicione.

Luego de 3 años y muchos meses, de La Tumba y La Roca, de golpes en el alma y en el cuerpo, de dos celdas y muchas requisas, de quedarme solo y de ver a tantos partir una y otra vez, de dos motines y el aislamiento prolongado par de veces sin piedad… Estoy, sigo vivo y vivo más que nunca, sin motivos para el odio y ligero de equipaje, con agua, un colchón y par de libros; y resultó que soy finalmente libre, casi feliz en lo que se suponía debía ser un cruel tormento. He encontrado muchas respuestas que pensé que nunca encontraría. Finalmente entendí que la libertad no se trata de poder tener sino de no necesitar y que realmente sólo pierde quien se rinde y que la clave está en perder el miedo a caerse y en levantarse una y otra vez con humildad… Que la celda es tan solo una caja y una idea es todo un universo.

Esto no es un documento ni una carta papel-dirigida, no es un artículo ni mucho menos mi opinión acerca algo; esto parte de la nada, es más como un intento errático de mirarme desnudo y flaco frente al espejo que no tengo, mi poesía frustrada que busca liberarme y que pelea con la política que me mantiene secuestrado – el síntoma de la enfermedad que padezco y controla mi mundo todo y me hace ser quien soy. El lenguaje de la mía existencia que no lograron desgraciar los empleados fieles del sistema, mi más pura y vulgar intimidad carcelaria develada en papel de contrabando, la rutina abstracta de un libertario colocado en una caja. Un pequeño fragmento [de yo] antes del partir.

No sé cuánto dure y hasta dónde llegue, pero seguiré resistiendo con amor y sin excusas.

Lorent Saleh

No deje de leer: Dos muertos a tiros en Libertador y otros dos en Valencia

Comentarios de Facebook
Seguir Leyendo

Facebook

Carabobo

Sucesos

Lo más leído