Síguenos

Internacional

El chavismo y sus delirios de invasión desde Colombia

publicado

el

El chavismo y sus delirios de invasión desde Colombia: Vuelve y juega: cada vez que el gobierno de Venezuela pasa por momentos complejos, aparecen los fantasmas de guerra “planeada desde Colombia”. ¿Alguien cree todavía estas historias?

Es una vieja estrategia del chavismo: utilizar a Colombia como un factor que le ayude a superar sus crisis internas. En momentos en que el rechazo a Nicolás Maduro alcanza el 75% (según un estudio realizado por Instituto Venezolano de Análisis de Datos, IVAD), más venezolanos buscan huir de la crisis económica y social y la comunidad internacional aumenta sus críticas y sanciones contra los miembros del gobierno de Nicolás Maduro, el gobierno venezolano (que no se reinventa, rectifica ni moderniza sus estrategias) vuelve a utilizar a Colombia.

El fiscal general de ese país, Tarek Saab, denunció que desde Colombia se planea “el bombardeo militar, la invasión militar” del país, y advirtió que tanto las Fuerzas Armadas, como las instituciones y el pueblo no lo permitirán “jamás”.

“Desde Colombia, y así lo denuncio como presidente del poder ciudadano y fiscal general de la República, se está planeando nada más y nada menos que reeditar épocas ya canceladas en la historia de la humanidad, como es el bombardeo militar, la invasión militar, como es la ocupación a sangre y fuego de un país pacífico como Venezuela”, aseguró Saab en un acto en el estado Anzoátegui (este).

El que fuera gobernador de esta entidad por el oficialista Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) advirtió sin embargo que tal escenario no se permitirá porque, dijo, “aquí está la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (ANB) y el pueblo y las instituciones democráticas que no permitiremos que eso jamás ocurra en la patria de (el Libertador Simón) Bolívar”.

“Que lo entienda la godarria (sic) colombiana. Aquí vamos a combatir y vamos a resistir. No tenemos miedo”, añadió.

Señaló que sus afirmaciones son hechas con “la calma y la reflexión” de quien sabe, agregó “que cada paso que han hecho apunta para el amedrentamiento, para aplicar el terrorismo psicológico teniendo todo el arsenal de propaganda trasnacional a su servicio”.

El excanciller venezolano Roy Chaderton apuntó en esta dirección el pasado viernes al defender en una entrevista televisiva la existencia de una “expectativa” de invasión militar al país, aunque no aclaró por parte de quien. “En el intento alocado de invadir nuestro país cada esquina va a ser una trinchera y cada ventana un espacio para un francotirador patriota”, afirmó Chaderton.

La semana pasada, las denuncias de golpe contra Venezuela fueron en contra de Estados Unidos y hace poco más de quince días contra España. Miembros del gobierno de Maduro también han acusado a Perú, Argentina y Brasil de intentar derrocarlos.

Otras denuncias

Cuando Nicolás Maduro asumió la presidencia, en 2013, encuentra que suplir el lugar de Hugo Chávez no sería tarea fácil. No sólo debía reunificar al chavismo, profundamente dividido, sino que debía convencer a los venezolanos que todo seguiría igual. Recurrió a todas las estrategias, asumió el lenguaje de Chávez y hasta contó que se le apareció en forma de pajarito.

Nada funcionó, entonces decidió recurrir a las denuncias de golpe. Desde  mediados de 2013 el gobierno del presidente Maduro desmantela en promedio cada dos meses una intentona golpista en su contra, de acuerdo con recortes de prensa.

Uno de los más recordados fue aquel de febrero de 2015 cuando la crisis económica comenzaba a desbordar su gobierno. Entonces anunció que había frustrado un ataque aéreo por parte de golpistas. Según dijo el mandatario venezolano, era “un intento de utilizar un grupo de oficiales de la aviación militar para provocar un hecho violento, un atentado, un ataque”.

El plan de golpe denunciado por Maduro tendría varias fases, entre las que se cuenta la “emboscada económica” que ya se está produciendo, dijo, con el desabastecimiento de productos básicos e incitación a saqueos, una crisis a la que se sumarían estos militares y un grupo de opositores. Señaló, además, que los supuestos golpistas “le habían asegurado a Estados Unidos y a su gobierno que una vez que se diera la emboscada económica, la oposición ya estaba en capacidad de hacer ingobernable al país, y venían saqueos, grandes marchas y luego el llamado a una fuerza humanitaria”.

Según la versión oficial, detuvo a más de 20 personas, la mayoría uniformados. Las investigaciones continúan. En abril de 2014, en plenas protestas, denunció otra invasión. Entonces la oposición, encabezada por María Corina Machado y Adrián Arriá, pretendía derrocarlo con la ayuda de sectores de la oligarquía colombiana. Como prueba había correos en los que la líder opositora hablaba de “planes de magnicidio”. Entonces hubo tres detenidos. Hoy las investigaciones siguen en curso.

Mirando un poco más atrás, a 2013, Maduro hizo varias denuncias: en marzo dijo que los planes no eran sólo en su contra, pues los golpistas también irían por su entonces rival en los comicios presidenciales, Henrique Capriles. El culpable: Washington, que buscaba desestabilizar al país. En abril volvió a retomar la conspiración, luego de su triunfo en las urnas, y desbarató de nuevo planes golpistas; en mayo descubrió un plan para asesinarlo, esta vez por parte del expresidente Uribe.

En junio se intensificaron las denuncias, que se repitieron hasta final de año y se extendieron por todo 2014. En enero de este año la situación no cambió. El presidente venezolano denunció que había planes golpistas, y en la cumbre de la Celac en Costa Rica denunció que existía una conspiración internacional en su contra. Capriles, por su parte, denunció que era el mandatario quien buscaba un autogolpe.

Justo cuando Colombia pone nuevos controles migratorios y evidencia la grave crisis humanitaria del vecino país, el gobierno de Maduro vuelve con lo mismo. La semana pasada, el presidente, Juan Manuel Santos, reiteró que para su Gobierno las elecciones presidenciales que se celebrarán en Venezuela el 22 de abril, por decreto de la oficialista Asamblea Nacional Constituyente (ANC), no tendrán validez.

Comandante colombiano desmintió invasión a Venezuela

El comandante de las Fuerzas Militares de Colombia, general Alberto Mejía, negó este lunes que haya un plan para invadir y bombardear a Venezuela, tal y como denunció el fiscal general designado por la asamblea nacional constituyente, Tarek William Saab. Mejía dijo que están focalizados en resolver problemas de los colombianos.

“Tenemos tantos problemas en nuestro país que estamos dedicados y focalizados. Solo nos interesa solucionar los problemas del pueblo colombiano”, dijo el general Mejía en rueda de prensa al ser preguntado sobre ese tema.

Saab denunció este lunes que desde Colombia se planea “el bombardeo militar y la invasión militar” a Venezuela. Advirtió que tanto las Fuerzas Armadas, como las instituciones y el pueblo no lo permitirán “jamás”.

Lea también: Comunidad internacional no reconocerá presidenciales sin acuerdo

ACN/diarios

Comentarios de Facebook

Internacional

Desalojan por deudas Consulado de Venezuela en Miami

Publicado

el

Desalojan por deudas Consulado de Venezuela en Miami: El gobierno de Venezuela enfrenta el desalojo de un edificio en Miami que alguna vez fue de su propiedad. debido a que, supuestamente, su consulado no paga el alquiler desde agosto. Su actual propietario dice que Gobierno venezolano debe 142.119 dólares en rentas.

La notificación en la que se exige que la sede diplomática desaloje el edificio en el elegante vecindario Brickell fue presentada el 15 de febrero en un tribunal del condado Miami-Dade.

El propietario, un desarrollador que está construyendo el que será el rascacielos más alto de Miami, la Torre Panorama, dijo que Caracas debe 142.119 dólares en rentas.

El potencial desalojo representa un fuerte revés para el gobierno de Venezuela, que era el propietario del edificio hasta 2005, cuando lo vendió en 70 millones de dólares.

“El hecho de que Venezuela no pueda pagar una cantidad tan pequeña de dinero en efectivo es revelador de los apuros en los que están metidos”, dijo Russ Dallen, un inversionista de Miami especializado en bonos venezolanos que detectó el aviso de desalojo el jueves.

El consulado del gobierno ocupaba un solo piso en el edificio hasta que el difunto presidente Hugo Chávez lo cerró en 2012 en medio de una disputa diplomática con Estados Unidos. La medida no le dejó otra opción a la amplia comunidad de exiliados venezolanos en el sur de Florida que viajar a Nueva Orleáns para votar en los reñidos comicios presidenciales de ese año.

Aunque ha seguido cerrado, el gobierno continuó pagando la renta mensual de casi 21.000 dólares hasta agosto. El ajuste de cuentas en los bienes raíces para el gobierno de Venezuela no se limita a Miami. A fines del año pasado, se le ordenó a las embajadas venezolanas de todo el mundo que se apretaran el cinturón y renegociaran los alquileres, según un memorándum de la cancillería que fue filtrado y que The Associated Press obtuvo.

Los diplomáticos en varios países se quejan en privado de que no les pagan desde hace meses. En un incidente muy publicitado el año pasado, un propietario estacionó una pala mecánica frente a la embajada de Venezuela en Australia, para impedir que los diplomáticos ingresaran al edificio hasta que le pagaran. Entonces un esquiador venezolano de campo traviesa se molestó y golpeó en el rostro al adulto mayor, diciéndole que lo hacía en defensa de la soberanía de su país.

Pero la agitación en el consulado de Miami, donde radica la mayor cantidad de emigrantes venezolanos en Estados Unidos, llega en un momento especialmente inoportuno, en que se acerca otra importante elección presidencial.

El 14 de febrero, la fecha en que vencía el plazo establecido por el dueño TWJ 1100 para la devolución de la propiedad, el presidente Nicolás Maduro hizo el sorpresivo anuncio de que la misión diplomática sería reabierta para facilitar las votaciones en la contienda del 22 de abril.

Los activistas de oposición lo interpretaron como una medida desesperada para desviar la atención de su decisión de convocar a una elección rápida a pesar de la condena internacional de que el voto sería manipulado. La mayoría de los venezolanos en el sur de Florida llegaron allí para huir de la crisis económica de Venezuela y oponerse a Maduro.

ACN/AP/diarios

No deje de leer: EE UU asistirá a venezolanos en Colombia y Brasil

Comentarios de Facebook
Continuar leyendo

Facebook

Carabobo

Sucesos

Lo más leído