Artículo de la Mamá Guapa y Apoyada @jacmibelrosas: ¡Preparada! 

0

Pensando en esto de ser mamá mis queridos amigos, les comento que es una aventura en la que aprendemos a diario. Madres y padres, ese rol significa una verdadera y rica experiencia, debemos estar preparados para todo aquello que no se han imaginado vivir.

Como mamá supongo que muchas han sido interrumpidas cuando van al baño, porque al parecer ser madre va de la mano con solo tener 5 minutos para ti de los 1440 que tiene el día. Además de no tener chance de hacer tus necesidades, con calma, se debe estar preparada para salir corriendo de la ducha con la mitad del cuerpo enjabonado cuando se despierta tu bebé en el momento menos esperado. 

¿Y dónde dejan esos momentos que nos queremos poner románticas con nuestra pareja? Si corren con suerte, puede que tu bebé se despierte cuando ustedes estén terminando y les toque correr a vestirse.

Es como vivir todo el tiempo corriendo contra el tiempo o pasando pruebas por horas para aprender cada día a ser mejor madre. Si cumples con todo en el día eres una buena mamá: darle comida (teteros, jugos y cremas) bañarlo, darle las medicinas, atender todas sus necesidades, ¿les ha pasado que a veces algo se les olvida? En algunas ocasiones, cuesta un poco cumplir con todo. Pero sin duda, a pesar de esto, es algo que se disfruta mucho, y que cuando lo recuerdas, te dibuja una sonrisa, mientras viene a tu mente de nuevo aquella cena especial en la que comías en un lindo restaurant de sushi y tu bebé aprovechaba la ocasión para hacer pupú y tú, madre guapa y preparada, supiste cómo hacer para cambiarlo, improvisando un sitio en el baño del lugar y poniendo una pausa al romanticismo del asunto.

En esto de ser madre, esperamos sin saber que esperar, aprendemos sin saber que aprender y día a día de las cosas que tu hijo te enseña, es saber que a veces quizás sentirás que no puedes, pero siempre estarás preparada. Eso solo lo sabrás cuando tengas la situación frente a ti. Y sin duda, es el mejor oficio del mundo (si le ponemos un calificativo) porque te da grandes retribuciones cuando no esperas nada.

Y al hablar de sorpresas… ¿Dónde dejas los ataques de llanto inesperados de tu bebé cuando está a punto de dormirse? Ellos a veces se asustan y esto puede pasar cuando normalmente se duermen con la teta y otro día quiere que los duerman su papá porque no paran de llorar. Sin duda, ser mamá, es jugar a adivinar, pero esa no es una adivinanza, es sangre de tu sangre, son los genes, que te hacen saber que quiere tu bebé cuando llora, al despertar o simplemente cuando te mira, es una conexión única. Es adaptarse a los cambios e irse moldeando a la situación que se va presentando con tu bebé.

Ser una mamá preparada para cada ocasión implica incluso a veces comenzar a salir con otras mamis que tienen bebés contemporáneos al tuyo, porque ellas entienden perfectamente lo que pasa en tu mundo, se identifican tanto a la hora de una experiencia, que incluso puede ser que tú estés más tranquila porque no andas con tus amigas solteras y que no son mamás, porque andan en una onda distinta. Tus salidas al centro comercial cambian de salidas de chicas a salidas de mamás cargadas con pañales y biberones.

Sin duda el estar preparada implica de ti un nivel de disposición a aprender por encima de cualquier persona, desarrolla tu nivel de intuición de una forma sobrenatural, puedes entender dónde quiere estar tu hijo y donde no, quien es bueno y quien es malo, qué es lo mejor para él cuando él mismo aún no lo sabe, e incluso, con el pasar de los años, sabrás la persona que le conviene para compartir su vida a futuro con solo conocerla. Ser madre es una constante prueba de superación para nosotras. Ser madre es una bella experiencia que te permite sentirte una mujer completa.

Y recuerda… Sólo tu serás capaz de descubrir lo mejor de ti, no los demás.

 

¡Hasta un próximo Biberón!

 

Jacmibel Rosas

La Mamá Guapa y Apoyada

Twitter instagram y Snapchat @jacmibelrosas

 

No comments

Recomendado