Artículo de la Mamá Guapa y Apoyada @jacmibelrosas: “Ser mamá es cuestión de fe”

0

Un placer saludarles nuevamente mis queridos amigos. Para mí un placer coincidir con ustedes en este encuentro, que, sin duda, lo que busca es sumar y seguir creciendo.

Sobre todo, seguir creciendo, en un país donde parece que cuesta tanto crecer. Los venezolanos estamos inmersos en medio de tristeza, rabia y unas otras tantas emociones que nos arropan en un momento dado, por todo lo que estamos viviendo y que ya sabemos, por lo que no hace falta repetir.

Sin embargo, todo esto puede arroparse con la fe. Y esto es una característica de nosotras las mamás, porque ser mamá es cuestión de fe.

Tratando de recordar en este momento, creo que nunca mi mamá me ha dicho que las cosas me van a salir mal, al contrario, siempre me ha motivado en los momentos que he caído, diciéndome que todo tiene solución menos la muerte, e incluso, cuando de dinero se trata me ha dicho algo muy folclórico que se refiere a que cualquiera resuelve. Y es que esa es una característica de las madres, siempre ven el lado positivo de las cosas.

En el momento que nos convertimos en mamás pareciera que nos cambian el chip para poder creer que todo lo conseguiremos por más difícil que parezca. Y es que pregúntense en algún momento ustedes mamis ¿Han sentido que tienen un NO para sus hijos? Obviamente no.

Las mamis nos llenamos de fe al ver los ojos de nuestros hijos, nos recargamos de energía al visualizar su sonrisa en nuestra mente, ser mamá nos obliga a mantener ese dicho que la fe mueve montañas, porque por más cuesta arriba que se ponga conseguir algo, ser madre nos hace poder realizar aquello que nos dicen que es imposible. Además, nos otorga una madurez que no tiene que ver con la edad, e incluso nos hace ver con ojos optimistas aquel panorama difícil de cruzar.

En el caso de Venezuela, cuán difícil resulta en nuestro país mantener un hijo sola (para aquellas madres solteras), conseguir los medicamentos, comprar pañales, buscar las fórmulas. Sin ir muy lejos, que difícil resulta poder bandearse como padres en este país donde todo aumenta a diario. Sin embargo, eso no nos impide ser buenos padres, salir a luchar por un mejor país, despertar llenos de esperanza de que algún día esto mejorará. Nadie nos ha dicho que mejorará, pero nosotros lo creemos firmemente.

Incluso, nos llenamos de fe, las madres que decidimos quedarnos aquí y no emigrar, porque creemos que nuestros hijos venezolanos merecen creer y crecer en su tierra.

Por eso, estas palabras de hoy, porque tengo la convicción que quedarnos y vivir en Venezuela es cuestión de fe, porque debemos voltear nuestra mirada a Dios, en esos momentos más difíciles. El sentido de estas palabras es recordarles, que cuando somos madres y padres, la fe no puede abandonarnos, creer que todo va a estar bien y entregar nuestras penas a ese SER SUPREMO, que todo lo mejorará, es el mejor secreto para no derrumbarnos.

Confío en que si volteamos un poco nuestra mirada a Dios y dejamos de lado de pre-ocuparnos, todo mejorará.

Sin duda, ser una mamá venezolana y quedarnos aquí es cuestión de fe y la fe mueve montañas. Así que nunca la pierdan.

 

Y recuerda… ¡Tú decides si ver el vaso medio lleno o medio vacío!

¡Hasta un próximo biberón

Twitter instagram y Snapchat @jacmibelrosas

 

No comments

Recomendado