Connect with us

Nacional

Altos precios y falta de efectivo recortaron oleada de pasajeros por carnaval

Publicado

on

Compartir
  • 5
    Shares

Los altos precios del pasaje y falta de efectivo recortaron la oleada de temporaditas por carnaval, registrándose un descenso de 40% en la afluencia de pasajeros por el asueto carnestolendo en los terminales La Bandera y Oriente. Aunque el gobierno nacional anunció el jueves que 50 autobuses fueron habilitados para movilizar a los temporaditas, usuarios denunciaron que no hay boletos por la falta de unidades.

“No hay pasajes para ningún destino”  es el cartel con los que se recibe a los pasajeros en una de las taquillas del terminal de Oriente, Antonio José de Sucre. En las líneas privadas que cubren las rutas largas hacia el sur  y el oriente del país, los precios de las tarifas van entre los 235.000 bolívares hacia San Félix y los 660.000 bolívares a Santa Elena de Uairén.

El precio de los boletos para trasladarse en un autobús Sitssa es más asequible. El  pasaje más económico hacia Anaco, en el estado Anzoátegui, y otros destinos orientales está fijado a partir de los 36.000 bolívares. Mientras que la tarifa más elevada hacia entidades andinas y llaneras ronda los 67.000 bolívares.

Una usuaria de nombre Daynis Blanco, relató que aunque disponía de los 60.000 bolívares en efectivo para movilizarse a San Félix, estado Bolívar, no pudo adquirir su boleto. “Llegué a las 5:00 am y me dijeron que no había pasaje porque no hay unidades. Amaneceré aquí para comprarlo”.

Este año el descenso en el número de usuarios es de 40%, aproximadamente, indicó una fuente vinculada a la dirección del terminal. “Con dificultad llega a los 1.000 pasajeros diarios, cuando en años anteriores había más de 2.500 personas”, dijo.

Viajar dejó de ser una prioridad para el venezolano, debido al acelerado incremento de los costos. Añadió que a la demora  habitual en la venta de boletos se sumó la escasez de efectivo. “Para nadie es fácil tener 200.000 bolívares en el bolsillo”.

Y sin electricidad en terminales

Otra fuente que tampoco quiso identificarse destacó que el retraso en el expendio de boletos se agravó este año por las fallas eléctricas que afectan a la urbanización Turumo, vía Petare-Guarenas. “Todos los días se va la luz desde noviembre. Eso paraliza nuestros sistemas”.

De 15 líneas privadas que cubren las rutas nacionales solo 11 prestan servicio, a 50% de su capacidad. La escasez de cauchos y repuestos ha paralizado la mitad de las unidades. De una flota de 5 autobuses por línea solo 2 están operativos, señaló.

En el terminal La Bandera, ubicado en la avenida Nueva Granada, hay vigilancia policial desde la mañana; sin embargo, los usuarios se las ingenian para esquivar a los revendedores que exigen hasta 30.000 bolívares de recargo adicional por boleto.

El director del Instituto Nacional de Tránsito y Transporte Terrestre, Luis Jatar, explicó que 60 funcionarios de la Policía Nacional Bolivariana fueron desplegados en las instalaciones del terminal para evitar la especulación en el cobro de las tarifas por pasaje.

Indicó que pese a que hubo un descenso en el número de temporadistas los destinos más solicitados fueron Maracaibo, San Cristóbal y Mérida. “60 unidades fueron activadas. Resguardamos la seguridad de los pasajeros para que paguen lo justo y así combatir la guerra económica”.

Una usuaria que se movilizaría a San Cristóbal, de nombre Dervis Núñez,  denunció que las taquillas no disponen de punto de venta. “El pasaje me costó 350.000 bolívares en efectivo, pero el revendedor me quiso cobrar 30.000 bolívares más. No se justifica que estas irregularidades ocurran frente a las autoridades. Es una ineficiencia total”, manifestó.

ACN/EN/Betania Franquis

No deje de leer: Le pusieron los ganchos a estafador por vender boletos falsos en el Big Low Center

Comentarios de Facebook

Nacional

Crecida del río Orinoco ha dejado unos 12.000 afectados en Bolívar

Publicado

on

crecida
Compartir
  • 1
    Share

La crecida de 18,10 metros sobre el nivel del mar del río Orinoco ha dejado a su paso hasta el momento unos 12.000 afectados en el estado Bolívar.

Entre la cifra de agraviados se contabilizan 4.000 menores de edad con necesaria atención médica.

Roniel Farías, concejal por el municipio Heres; difundió las cifras que hasta ahora deja la crecida del afluente; y afirma además que debe activarse una alerta roja de “manera inmediata”; para poder atender a la brevedad posible a las familias damnificadas; que han perdido en la mayoría de los casos la totalidad de sus viviendas.

Farías expresó que hasta ahora no se han ejecutado las medidas necesarias por parte de la gobernación y que no se han habilitado los respectivos centros para los damnificados: “El llamado es para que el gobierno reaccione y tome las acciones correspondientes, ya que no es un momento político”.

El parlamentario por los pueblos indígenas, Romel Guzamana, informó que en el estado Amazonas hay más de 60.000 damnificados.

Crecida récord

Esos 18 msnm representan un récord oficialmente según instituciones especializadas. Uno de los mayores problemas que manifiestan los afectados es la ausencia de agua potable, por lo cual se han tenido que ver en la necesidad de consumir el agua del propio río, lo que ha provocado la propagación de enfermedades endémicas para varios de los habitantes de la zona.

Alrededor de 550 familias son las que se han visto afectadas en este municipio. La mayoría no ha podido movilizarse debido a que los centros de acopio están llenos y no hay espacio.

Hay que recordar que otros municipios, como el Cedeño y el Caroní, suman en su totalidad 12.700 personas el número de afectados, haciendo dificultosa y tardía la labor de rescate de los equipos del estado.

 

 

 

Agencia Carabobeña de Noticias/ Globovision

Comentarios de Facebook
Seguir Leyendo

Facebook

Carabobo

Sucesos

Lo más leído