Connect with us

Opinión

Abraham Agostini, un hombre humilde, con guáramo

Publicado

on

Un hombre humilde con guáramo - acn
Compartir
  • 1
    Share

Abraham  Agostini, un hombre humilde, con guáramo: Por Alejandrina Salas.- Hace poco, Pedro A. Urruchurtu (@Urruchurtu) ante dudas sobre la actuación de Juan Guaidó, manifestó: “Usted está en todo su derecho de dudar. Es cierto. Sólo le recuerdo que la última vez que este país dudó demasiado, terminó en masacre en El Junquito; cuando se despejó la duda, ya era muy tarde”.

Esta cita me pareció apropiada para darles a conocer el relato biográfico de Abraham Agostini, ajusticiado en esa masacre, como me lo hicieron llegar sus familiares lo comparto con ustedes:

Abraham Israel Agostini Agostini nació el 23 octubre de 1984 en el estado Monagas. El segundo de 4 Hermanos y el único varón del matrimonio de Zeila y Juan Agostini. De niño siempre fue independiente, conversador, travieso, cariñoso y de muchos amigos. A la edad de 8 años sus padres se separan y empieza una nueva vida junto a su madre y hermanas en el estado Lara, donde se crió hasta la adultez. Fue una etapa muy crítica económicamente para la familia, pero gracias a la ayuda y colaboración de la iglesia Cristiana Evangélica pudieron salir adelante.

Con el tiempo sus hermanas y madre se mudan a trabajar y estudiar en Caracas, Abraham se mantuvo trabajando y produciendo tanto en Barquisimeto como en la capital de la República, aunque no logró cursar estudios superiores, era un hombre muy culto y de buenos modales. Ese tipo de personas con la que puedes amanecer hablando de cualquier tema, política, religión, geografía, historia, sin aburrirte. De apodo sus amigos le decían cariñosamente “Google”.

A la edad de 19 años se presentó al Batallón de Ingenieros Ferroviarios, a cumplir animosamente el servicio militar entre septiembre 2003 y septiembre 2004, ahí sufrió abusos y vejaciones, produciéndole una broncopulmonía que casi le cuesta la vida, por lo cual decidieron  darle de baja por motivos de salud.

Luego de eso se dedicó a trabajar, ejerció diferentes oficios, como funcionario de seguridad, comerciante, chofer, escolta, moto taxi, taxista, albañil, servicios generales, hasta agricultor. Era un hombre humilde, con guáramo, realizaba todo oficio en el buen sentido de la palabra. Leal y protector con su familia y amigos. No hay una persona que lo haya conocido que no lo recuerde con mucho cariño y afecto, se ganaba el aprecio de la gente con mucha facilidad.

Era un enamorado y elocuente seductor, producto de sus grandes amores dejo 4 hermosas florecitas Bárbara, Josneydis, Gabriela y Adriana, que sin duda al verles sus caritas dejó marcada su expresión y rasgos de su personalidad.

A medida que la crisis de país empezó a agravarse, su inconformidad fue creciendo también, inició una lucha silenciosa apoyando las protestas y el cierre de calles en una posición de resistencia. Estuvo muchos meses arriesgándose en la calle, viendo como poco a poco arreciaba la violencia desmedida del Estado contra los primeros caídos y estudiantes. Llegaba a casa cargado de ira e impotencia al ver el sufrimiento del pueblo, era de los que agarraba medio mercado y lo embalaba en una caja para dárselo a la vecina viuda del barrio.

Indignado, tomo la determinación y preocupación de alejarse de la casa donde vivía, y decirle a su señora madre sin muchos detalles que se alejaba porque se entregaba a una misión bastante arriesgada para ayudar a salvar a Venezuela de la Tiranía. “Madre sino nos volvemos a ver aquí en la tierra nos vemos en el cielo con nuestro señor Jesucristo”. Abraham no era de estar metido en un templo religioso, pero tenía claro sus principios Cristianos.

Todos en la familia quedamos en shock al enterarnos esa mañana su participación de lucha junto al ex piloto Oscar Pérez y los otros héroes caídos del movimiento Equilibrio Nacional. Su vida fue arrebata a la edad de 33 años. Pero su salvación es eterna. Fue su última voluntad,  el audio que le llegó a su mamá el 15 de enero de 2018, así lo confirmó, ya que se expresó muy tranquilo y sereno sobre lo que estaba aconteciendo. Su ancla de Fe cada vez que salía de casa era este versículo bíblico: “Y él dijo: Mi presencia ira contigo, y te daré descanso” Éxodo 33.14

No deje de leer: ¡Atrevida! La monjita que desertó del convento para ser actriz porno

 

Comentarios de Facebook

Opinión

Presos políticos y la usurpación

Publicado

on

Presos políticos -acn
Compartir
  • 1
    Share

Presos políticos y la usurpación:  Por José Luis Centeno S.-  Si alguien sabe de usurpación son los presos políticos. El fraude procesal, hurtar la presunción de inocencia, robar años y perspectivas de vida o quitar la vida misma, en suma, escamotear derechos y garantías, son vulgares modalidades de usurpación que sufren a diario los procesados o condenados por motivaciones políticas.

Con la usurpación, la tendencia es a contar los presos políticos por miles, incluidos niños y niñas, existiendo el riesgo de muertes viles entre ellos, resultado de la profundización de la persecución sistemática en Venezuela, esta vez, simplemente por ejercer el derecho legítimo de manifestar. Nunca antes habíamos llegado a estos extremos. Por tanto, es lógico preocuparse, los presos políticos no escapan al instinto homicida manifiesto impidiendo el ingreso de ayuda humanitaria.

Muchos dicen que con el cese de la usurpación, con el gobierno de transición, viene por añadidura la libertad de los presos políticos, mientras eso ocurre siguen sufriendo atropellos, y por cada día que pasa un preso político en una cárcel venezolana, va teniendo traumas físicos y psicológicos de los cuales jamás va a poder recuperarse, ni porque tenga al mejor terapeuta del mundo. Lo que sufren es terrible, especialmente los militares, de los que poco se habla porque los familiares temen graves desenlaces si lo hacen.

No sólo sufren o padecen torturas psicológicas los presos políticos, también sus familiares, calculando que cada preso político tenga un núcleo familiar mínimo de cinco personas, sin contar tíos, hermanos, primos, amigos, gente igualmente perseguida, son aproximadamente seis mil venezolanos que están siendo torturados psicológicamente a diario con la aprehensión y encarcelamiento por causas políticas.

Bajo usurpación todos los alegatos a favor de los presos políticos, víctimas de la saña revolucionaria, serán válidos en razón de un sistema penal acusatorio convertido en sistema inquisitivo, con el agravante de la corrupción, la negligencia y la metástasis de la inobservancia del Derecho acotada acertadamente por el Dr. Jesús González. Parafraseando a Enrique Aristeguieta, el régimen nunca ha tratado a los presos políticos como adversarios, “sino como enemigos despreciables”.

He podido constatar las torturas y otras calamidades que pasan nuestros presos políticos, con los usurpadores no solo se repiten, van en aumento, cada vez más perversas, satánicas, sería lo apropiado, “el nivel de inventiva de estos demonios es bárbaro… existiendo evidencias de torturas a militares, niños, jóvenes, mujeres y adultos mayores… torturados como en tiempos medievales…”

De la misma forma, soy testigo de cómo los presos políticos con su fortaleza y entereza logran contrarrestar los efectos que buscan producir esas aberraciones en la sociedad venezolana. Es por todo ello que considero imprescindible incluir en la Agenda del Presidente Interino Juan Guaidó la liberación inmediata de todos los encarcelados por sus pensamientos políticos.

Estoy consciente, lo primero es salir del usurpador, a la par, impedir que siga matando o dejando morir a los presos políticos, en el contexto de un genocidio contendido poniendo el énfasis en el ingreso de la ayuda humanitaria, toda vez que la vida de cada uno de ellos y la de sus familiares es tan importante como la de quienes están en riesgo de morir por falta de alimentos o medicinas.

jolcesal@hotmail.com – @jolcesal – jocens@gmail.com -@jolcesal

No deje de leer: Tuberculosis en penal de Tocuyito lleva 10 muertos

Comentarios de Facebook
Seguir Leyendo

Facebook

Carabobo

Sucesos

Lo más leído