Artículo @LesterToledo: Las deudas de Arias Cárdenas

Este 15 de octubre los zulianos tendremos la oportunidad de poner fin a la gestión más nefasta y oscura de la historia regional.

Ni los cuatro años de gestión, ni los 10 meses de tiempo extra, le alcanzaron a Francisco Arias Cárdenas, para presentarle al Zulia una obra de envergadura.

Prometió un segundo puente sobre el Lago, prometió acabar con la inseguridad, hasta una nueva frontera, dijo que acabaría con el contrabando de gasolina, con el bachaqueo, prometió culminar el Aula Magna, el Museo de los Niños, Aeroambulancias, que rehabilitaría el Polideportivo Sierra Maestra de Ciudad Ojeda, hasta prometió un Distribuidor para el KM 4, ambulatorios, hospitales y escuelas, entre otras tantas promesas.

Los resultados saltan a la vista, hoy el Zulia no tiene el segundo puente, ni el museo, ni el Aula Magna, ni distribuidor vial, ni nuevos hospitales, ni dotación de los existentes, no fue capaz de inaugurar ni una escuela, y mucho menos logró controlar la inseguridad, por el contrario, hizo que el hampa gobernara en el Zulia.

Nos preguntamos qué logró prosperar en la región durante la gestión del nefasto Arias, en respuesta obtenemos: Las cuentas bancarias de Francisco Arias, las de su familia y su entorno, la corrupción, las vallas de obras prometidas no cumplidas, los zulianos buscando comida en la basura, la hambruna y la muerte.

Definitivamente hay que ser bien descarado para aspirar a la reelección teniendo clara consciencia de que faltó a todos sus compromisos.

Ese es Francisco Arias Cárdenas, el candidato de la dictadura, el mentiroso, estafador, el ladrón y corrupto, el que saqueó nuestros bolsillos, el que le dio la espalda a los zulianos cuando impuso el chip de gasolina, cuando propuso las captahuellas, el que ante los apagones lo único que pidió fue un cronograma,  el que creó empresas para sus hijos para beneficiarse con la venta de productos colombianos y el contrabando de gasolina.

Identifíquenlo bien y este 15 de octubre vamos a cobrarle con votos, todas y cada una de sus deudas. Castiguemos al corrupto con votos, porque la justicia, tarde o temprano se encargará de cobrarle por todos sus delitos y nosotros nos ocuparemos de ello.

Saquemos a Arias por la puerta trasera, como el ladrón que ha sido, vamos a abrirle la puerta grande al progreso y el cambio. Pongámosle fin al gobernador que pasará a la historia como “Mentirita Fresca”, el gobernador que lo único que hico fue llenar de deudas al Zulia. No más promesas incumplidas, no más impunidad y a partir de este 15 de octubre gritemos todos: ¡No más Arias Cárdenas!.