Exigen que la Cruz Roja ingrese a cárceles para atender a presos políticos

Un grupo de activistas por los derechos humanos, entre los cuales destacan los expresos políticos Carlos Julio Rojas y Nixon Leal, sostuvieron una reunión por más de hora y media con el Nuncio Apostólico Alto Giordano donde le pidieron mediar ante el Gobierno por la libertad de 566 venezolanos que se encuentran tras las rejas por delitos políticos.

Carlos Julio Rojas, periodista y coordinador del Frente en Defensa del Norte de Caracas, explicó que las cárceles venezolanas están repletas de los llamados “presos del hambre”, ciudadanos de los barrios que salieron a protestar porque no tienen nada que comer.

Exigimos que la Cruz Roja entre a la cárceles para atender a los presos políticos

“Estas son personas humildes que se encuentra invisiblizadas por el espectro político e incluso de los medios de comunicación, solo son recordadas por sus familias y las comunidades donde levantaron su voz de protesta contra el Gobierno de Maduro”, indicó.

El periodista enfatizó que los prisioneros políticos se encuentra en condiciones inhumanas, consumiendo apenas 60gr por comida, sufriendo epidemias de paludismo, sarna, sarampión y lechina sin recibir atención médica.

“Centenares de jóvenes se encuentran en condiciones de salud críticas, como es el caso del compañero Carlos Graffe quien está afectado del riñón o los chamos de la Upel que tienen paludismo. Otros detenidos han perdido hasta 20 kg de peso por la falta de alimentos, Los están matando de hambre reconociendo que sus familias no tienen los recursos para incluso llevarles que comer”, aseguró.

Reveló que además de las torturas físicas  también están afectando psicológicamente a los prisioneros políticos.

“Maduro, Reverol, González López y Padrino López buscan con esto convertir a los héroes de la patria que sin miedo desafiaron a la dictadura en patriotas cooperantes que estén al servicio del régimen”

Por su parte Rafael Curvelo, integrante de la Comisión Ejecutiva Nacional de Alternativa 1, señaló que aunque en las últimas semanas han sido liberados con medidas cautelares varios presos políticos, consideran necesario lograr la libertad plena de todos, sin ningún tipo de distingo ni por su origen ni por su preferencia partidista.

“Creemos también que de urgencia se realicen las gestiones para que una comisión de la Cruz Roja visite a los presos políticos que se encuentran en delicado estado de salud, considerando que el Vaticano y monseñor Aldo Giordano podrían ser los puentes ideales para lograr esta exigencia”.

Curvelo afirmó la necesidad de crear caminos de diálogo para que a través del Nuncio Apostólico o de las gestiones que han venido desarrollando tanto el papa Francisco como el cardenal Pietro Parolin se pueda retomar la estabilidad y la ruta democrática en Venezuela, ayudándonos a darles voz a todos los presos políticos venezolanos.

“Sobre todo aquellos que no son visibilizados en los medios de comunicación nacionales e internacionales, ya que su único delito ha sido combatir una de las expresiones de violencia más atroz que pueda ejercer un Gobierno contra su pueblo: el hambre”, concluyó.

A la reunión en la Nunciatura Apostólica acudieron también el dirigente de Alternativa 1 Eric Camargo y Rigoberto Quintero, abogado de presos políticos y directivo de Fundeci.

Nota de prensa.