Columna @CesarBurguera : Lacava Fenómeno Electoral (+ Encuesta)

IVAD y Seijas

Arriban los últimos sondeos, los calificados estudios de opinión realizados por el Instituto Venezolano de Análisis de Datos (IVAD), bajo la celosa supervisión de Félix Seijas, quien con cristalina óptica esboza impecablemente la realidad política que vive y siente nuestra región. La encuesta de IVAD fue realizada de meticulosa manera del 25 de agosto al 3 de septiembre de este año y consistió en 700 consultas personalmente realizadas en hogares ubicados en cada uno de los municipios que conforman el territorio carabobeño, es decir que la competente muestra fue llevada a cabo cuando se tenía pleno conocimiento de quiénes serían los diferentes abanderados, los partidistas aspirantes a la gobernación de Carabobo, que con legal apego cumplieron con el ineludible deber de presentar su inscripción ante el CNE. Igualmente Seijas nos advierte que el elaborado estudio es un fiel reflejo de la verdad, de lo que irreversiblemente ocurrirá en los comicios electorales convocados para el 15 de octubre, ya que el margen de error o lo que técnicamente se denomina como  Errores Máximos Admisibles de esta reciente consulta oscilan tan solo entre el 1.36% y 3.11%. La ansiedad, la desesperación y el sobresalto golpean reciamente las puertas de los principales partidos políticos opositores.

El electoral portento

IVAD formula la protagónica interrogante ¿Qué persona le gustaría como gobernador de Carabobo de realizarse elecciones regionales el próximo domingo? La directa pregunta de IVAD y la espontánea respuesta del consultado nos conducen al atrayente ejercicio de hacer una estricta comparación con la encuesta realizada en mayo de este mismo 2017. El primero de los sorprendentes hallazgos es la posición que ostenta Alejandro Feo la Cruz, el mismo que sacramentamos la pasada semana en este espacio con el ocurrente y preciso apodo del Sapo Correlón, quien llega a exhibir en la actualidad un 33.9% de preferencias, que dramáticamente significa una importante merma de 8.8 puntos porcentuales con relación al estudio de mayo donde llegaba hasta jactarse de un sólido 42.7% de simpatías y adhesiones, es decir que el Sapo Correlón, acosado por sus temores y espantos, observa impávido cómo se diluye irremediablemente su patrimonio político semanas antes de la cita electoral. Por otra parte surge imponente, entre las cifras y los números aportados por IVAD, un verdadero e inédito fenómeno electoral en Carabobo, es Rafael Lacava quien logra alcanzar un 34.7% de un electorado fervorosamente comprometido con su candidatura. Pero lo realmente significativo es que Lacava en la muestra estadística de mayo tan solo llegaba a ubicarse con un 5.2%, lo que se traduce en un excepcional crecimiento del 29.5 puntos porcentuales, el cual asume la condición de indetenible, tomando en válida consideración de que Lacava formalizó su inscripción ante el ente comicial el día 14 de agosto, es decir que con menos de un mes de activa presencia, de agotadoras jornadas donde ha recorrido y encontrado el rostro del habitante de cada uno de los municipios del estado, ya se ubica, según la inobjetable encuesta de IVAD, como el virtual ganador de la contienda electoral de octubre y el próximo gobernador de todos los carabobeños.

La consolidada maquinaria

Otro de los medulares aspectos escrutados por el último y más reciente sondeo llevado a cabo de manera responsable por IVAD, es como son percibidas por el común, por el ciudadano las principales organizaciones partidistas que hacen vida política en nuestra región. Surge de manera categórica la primera conclusión que nos señala que la principal fuerza política es el PSUV, que aparece con un consolidado 31.3% de preferencia y compromiso. Esta privilegiada posición del principal partido de la causa revolucionaria se encuentra avalada por una impecable estructura y maquinaria regional que diariamente se expresa en sus diferentes manifestaciones de organización en cada municipio y parroquia de Carabobo, representando la garantía y aval del sonoro éxito de los diferentes eventos nacionales realizados en nuestra entidad y que han retumbado en todo el territorio patrio, contando con el justo reconocimiento de los principales referentes y de la alta dirigencia del PSUV. Por otra parte surge la desolación y el casi ruinoso estado que atraviesan las principales organizaciones partidistas opositoras. Ningún partido político logra alcanzar el 10% de aceptación, solo se conforman con exhibir minúsculos porcentajes y en disminuido bloque se presentan conjuntamente UNT, AD, PJ, VP y ProVe con un 29.9%. Aquel fiel simpatizante y consecuente adepto a la causa opositora abandona su sumisa e ingenua conducta y a través de incesantes reclamos y reprimendas toman prudente distancia de sus permanentes estafadores que con el falso ropaje de dirigentes nunca cesaron en someterlos a un constante, desgarrador y frustrante engaño.

El Sapo Correlón

La pasada semana nos aventuramos en improvisar un breve relato que decantó en el singular título de “El Cuento Del Sapo Correlón” , donde, a pesar de nuestras carencias y limitaciones, llegábamos a narrar las audaces peripecias del opositor candidato, que en su afán de librarse de sanciones por su indecoroso y sedicioso transitar, ha utilizado la traición y la delación como útiles herramientas. Es el mismo que destrozó la armonía dentro de un apacible entorno familiar, enviando prácticamente al exilio a su cercana parentela. Fue el que llegaba a calificar de delincuente y perturbador a su otrora compañero de tolda amarilla, Julio César Rivas. Fue aquél quien al observar las inconvenientes conductas de Carlos Graffe, literalmente lo entregó a los órganos de seguridad. Es el patrón del incondicional emisario que no deja de visitar los recintos u oficinas del Capitolio de Valencia para diligentemente entregar la inagotable lista colmada de nombres, fechas y lugares. Sin embargo el diminuto salvavidas no se logra divisar. Su suerte y la categórica sanción parecen estar selladas. Y ésa es la verdad.