@SandyAveledo y @LuisGalloG Ella dice y Él dice: 19 de Abril

0

La destitución el 19 de abril de 1810 del Capitán General español, Vicente Emparan, marcó el inicio de la lucha por la Independencia del dominio español en Venezuela, declarada formalmente el 5 de Julio de 1811. Para este 19 de Abril, más que el ánimo de celebrar esa fecha patria, existe una gran expectativa por lo que puede ocurrir en nuestro país. En medio de una crisis desencadenada por la inflación, la inseguridad, el desabastecimiento, unos pésimos servicios públicos y una corrupción generalizada, la Mesa de la Unidad Democrática (MUD) y otros sectores de la oposición han convocado marchas en todas las ciudades capitales para protestar contra el gobierno de Nicolás Maduro, un dictador para muchos en la MUD, quién a través del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) habría dado un Golpe de Estado contra la Asamblea Nacional.

La MUD exige elecciones, la destitución de los magistrados de la Sala Constitucional del TSJ, la liberación de los presos políticos y la apertura de un canal humanitario que atienda el problema del desabastecimiento de alimentos y medicinas. El gobierno de Maduro por su parte ha convocado a su propia manifestación en Caracas, para “defender a la Revolución” y contrarrestar la asonada que a su juicio estarían fraguando los sectores más radicales de la oposición. Pese al temor de que pueda haber hechos de violencia entre los grupos manifestantes o enfrentamientos entre opositores y fuerzas del orden público, ni el gobierno ni la MUD, de acuerdo a lo que afirman sus voceros más radicales, parecen dispuestos a dialogar o a ceder en sus pretensiones y mantienen posiciones inamovibles que impiden una salida negociada a una crisis política que, a falta de acuerdos, podría conducirnos a una intervención militar, a una situación de violencia generalizada o a una guerra civil.

ELLA DICE…

Ya estamos a mediados de Abril y en los distintos estados del país no han cesado las marchas y protestas exigiendo elecciones, la liberación de los presos políticos, que se abra el canal humanitario que permita el ingreso de comida y medicinas y la destitución de los magistrados del TSJ, en fin que se restituya el orden constitucional.
Cabe preguntarse ¿Qué pasaría si el CNE anuncia la convocatoria a elecciones regionales este 2017? ¿Se apagaría la calle? ¿Qué pasará después del 19 de abril?

Hay partidos y ciudadanos que están de acuerdo con las elecciones presidenciales este año, porque piensan que el problema no son las regionales sino Miraflores aunque de acuerdo a la Constitución y la ley las elecciones para elegir al presidente se deben realizar en Diciembre de 2018. Lo importante es no perder el foco, que es mantenerse en la calle. La MUD convocó marchas desde 26 puntos en Caracas para este 19 de abril y aquí en Carabobo desde 7 zonas todas con el mismo final: La sede de la Defensoría del Pueblo en dichas ciudades.

¿Qué pasará en Venezuela? ¿Hacia dónde vamos?

Unos opinan que la solución estaría en llegar a un acuerdo y que el gobierno de Maduro se vea obligado a cambiar sus erradas políticas económicas, políticas y sociales en este año y medio que le queda de gobierno, otros piensan que se debe negociar la salida de Maduro pero todo pasa por un tema electoral y democrático. El país está pasando hambre, la gente muere por falta de medicamentos o a manos de la delincuencia, una gran cantidad de empresas están quebradas, los servicios públicos no funcionan pero el pueblo no se dejará engañar otra vez enfriando las calles como en el pasado, con el llamado al diálogo, así el CNE convoque elecciones regionales ya. Han sido muchos años de sacrificio y los líderes políticos deben caminar junto a las necesidades del pueblo. Todos somos necesarios en esta lucha. Hoy ni siquiera tenemos fecha, pero el agua rompe la piedra sólo con constancia. No es el momento de cansarse. Ya falta menos Venezuela. @sandyaveledo

ÉL DICE…

Voy a marchar este miércoles 19 de Abril hasta la sede de la Defensoría del Pueblo aquí en Valencia. Marcharé atendiendo el llamado del Comando Intergremial de los Colegios Profesionales y, por qué no, de la MUD, en el entendido que esta es una manifestación de protesta contra el pésimo gobierno de Nicolás Maduro. Saldré a la calle a reclamar la celebración de las elecciones de gobernadores, que han debido realizarse el año pasado. Iré a protestar por los atropellos cometidos por el presidente Maduro y los magistrados del TSJ en contra de la Asamblea Nacional. Y marcharé con entereza pero también con algo de temor, porque temo por la seguridad de los manifestantes que particularmente en Caracas pueden encontrarse en la ciudad capital con los partidarios del gobierno, que también saldrán a las calles, atendiendo a una irresponsable convocatoria de los líderes del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) y del propio Nicolás Maduro.

Mientras escribo esta nota me llega por las redes un excelente escrito de Claudio Fermín. En su trabajo Claudio asegura que “La Violencia toca las puertas,” así titula su artículo, y afirma que su temor por la violencia es el temor del padre que no quiere perder más hijos y el temor del ciudadano y del político que ve los avances de la lucha y no quiere arrancar de nuevo desde cero, porque “no es igual luchar contra un régimen tambaleante que contra una dictadura abierta.” Asumo los temores de Claudio que son también los temores de los cientos de miles de venezolanos que rechazamos la violencia y en todos estos años hemos ido conquistando espacios para recuperar una verdadera democracia sin dejarnos arropar por el odio, por la sed de venganza, por la inmediatez, el egoísmo y la intolerancia. Asumo los temores que tenemos los venezolanos que a diario luchamos por un mejor país, esos temores que nos fortalecen y nos llevan a superar los retos que la crisis que enfrentamos en Venezuela nos ha puesto por delante. Asumo mis propios temores, que son muchos, que son los temores del padre, del hijo, del ciudadano y del político dispuesto a superar sus temores para ver al ser humano anidado en el adversario; El político que pese a la crítica de sus compañeros está dispuesto a dialogar con valentía con ese mismo adversario, que es otro venezolano, sin renunciar por ello a principios y valores.

Este 19 de Abril no debe convertirse en otro sangriento episodio de la lucha política venezolana. Ya hemos tenido bastantes. Las calles no tienen que convertirse en un campo de batalla ni en la antesala de una Guerra Civil para que podamos recuperar nuestros derechos. Los recuperaremos en paz, sin falsos heroísmos, venciendo nuestros temores y pensando primero en Venezuela. @luisgallog

No comments